España |9 mayo, 2019

Danone | Danone abre a la investigación su colección de 1.800 cepas de bacterías

La multinacional Danone abrirá el acceso a su colección de 1.800 cepas de bacterias para fomentar la investigación sobre el papel de los fermentos en el intestino y la salud, coincidiendo con la celebración del centenario de su primer yogur.

El presidente y consejero delegado de Danone, Emmanuel Faber, ha hecho este anuncio este miércoles en Barcelona, donde la compañía ha organizado un evento con socios y líderes de opinión en el ámbito de alimentación, la salud y la sostenibilidad.

En concreto, la compañía abrirá el acceso para los científicos a su colección de 193 cepas de fermentos lácticos y bifidobacterias depositadas en la Colección Nacional de Cultivos de Microorganismos, ubicadas en el Instituto Pasteur; así como su muestra de más de 1.600 cepas de su Centro de Investigación e Innovación en París-Saclay.

«Nuestra colección de cepas es la mayor que existe, varias veces más importante que la que le sigue en importancia. De hecho, de las 1.800 cepas que atesora Danone sólo utilizamos una par de decenas», ha asegurado Faber.

Con este par de decenas de cepas, Danone elabora unos productos lácteos que generan cada año un negocio de alrededor de 9.000 millones de euros.

Faber ha destacado, en conferencia de prensa, que esta iniciativa se enmarca en la voluntad de la multinacional de «servir a la revolución alimentaria».

Danone ha escogido Barcelona, donde se encuentra también otra copia de las cepas, para dar el pistoletazo de salida a los actos de conmemoración del centenario de su primer yogur porque fue donde se fundó la compañía.

En 1919, Isaac Carasso empezó a fabricar los primeros yogures Danone en Barcelona, inspirado en la investigación del inmunólogo Elie Metchnikoff en el Instituto Pasteur sobre el papel de los fermentos en el intestino y la salud, y preocupado por la salud intestinal de los niños de la ciudad, según se ha recordado hoy.

Los fermentos lácticos y las bifidobacterias (bacterias especiales que se pueden usar para producir yogures y leches fermentadas) pueden tener una variedad de usos adicionales tanto dentro como fuera de la industria alimentaria.

La investigación a partir de las cepas permitiría, por ejemplo, aumentar la diversidad de productos alimenticios naturales fermentados, proteger y regenerar el suelo, mitigar las emisiones de metano de las vacas o reducir el uso de antibióticos y la propagación de la resistencia a los antibióticos.

«En el paradigma actual en que nuestro sistema alimentario y nuestra sociedad se enfrenta a una serie de desafíos sin precedentes, nos enorgullece abrir nuestra colección única de cepas a los investigadores del mundo para ayudarnos a avanzar hacia un mundo más saludable y más sostenible», ha dicho Faber.

Bajo el lema «The love Behind Foood Summit», el evento celebrado en Barcelona cuenta hoy y mañana con la participación de unas 600 personas, que han debatido sobre la alimentación y la nutrición del futuro.

La cumbre ha contado con expertos culinarios como la chef Carme Ruscalleda; el director general de la Fundación Alicia, Toni Massanés; o la presidenta de la Fundación Trilema, Carmen Pellicer.

Danone opera en tres negocios: los productos lácteos esenciales y los vegetales, las aguas y la nutrición especializada.

Faber ha destacado que la multinacional aspira a continuar creciendo en el futuro a doble dígito en las categorías de productos vegetales, aunque también quiere seguir aumentando su presencia en el negocio de los lácteos.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas