Alcanzó una facturación de 790 millones, un 3% más.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Daniel Ordóñez, director general de Danone en España

Danone cerró el ejercicio 2020, marcado por la pandemia y el incremento del consumo de alimentación en el hogar, con un crecimiento de sus ingresos del 3%, alcanzando los 789,7 millones de euros en su filial española.

Esta es la cifra de ventas más alta registrada por Danone S.A. desde 2017 y, además, le permite encadenar dos ejercicios consecutivos de crecimientos en su facturación, algo que no había sucedido en un periodo de más de 10 años, según los datos del Registro Mercantil disponibles en la herramienta Insight View. Además, ese crecimiento anual del 3% es el más importante que ha tenido durante estos últimos 10 años, en los que el grupo de alimentación francés ha ido reducido de forma progresiva su generación de ventas en el mercado español.

Según su memoria financiera de 2020, que no recoge ningún tipo de análisis respecto de cómo la compañía afrontó la llegada de la pandemia en marzo del pasado año, el 73% de sus ventas se realizaron a través de productos de leche fermentada, básicamente yogures, lo que supone un punto porcentual menos que en el año anterior. Los postres y quesos frescos mantuvieron intacto su peso sobre la facturación, en el 8% y el 4% respectivamente, mientras que el punto que pierden los yogures tradicionales lo ganan los de origen vegetal, que alcanzan el 15%. Estos están demostrando una fuente de crecimiento para Danone. En 2018, apenas representaban el 7% de la facturación, y dos años después han doblado su peso.

Por mercados, el 85% de las ventas se produjeron en península y Baleares, un punto porcentual menos, misma proporción en la que creció la venta a países de la Unión Europea. La realizada a Ceuta, Melilla, Canarias y otros países representó un 1%. Además, 108 millones correspondieron a ventas a sociedades del grupo Danone, un 7,2% más que el año anterior.

El crecimiento en la facturación no se tradujo, por el contrario, en un crecimiento de sus beneficios. Danone ganó 91 millones en 2020, lo que supone un retroceso del 7,6%. Una de las partidas que más aumentó fueron los costes de explotación. Estos se incrementaron más de un 8% hasta 102,5 millones, cifra que incluye 3,8 millones por indemnizaciones y prejubilaciones, más del triple

ERE A 153 TRABAJADORES ESTE AÑO

En mayo pasado, Danone confirmó la puesta en marcha de un plan de transformación que conllevó la aplicación de un ERE que afectó a 153 trabajadores, el 8% de su plantilla. A cierre de 2020, la filial española contaba con una plantilla de 1.260 personas, 16 más que al cierre del ejercicio anterior.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas