De esta forma, la compañía Danone incorporará en sus yogures una cepa probiótica estudiada por el organismo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Danone y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) firmaron un convenio para la trasferencia de tecnología mediante el cual la compañía incorporará en sus yogures una cepa probiótica desarrollada por científicos argentinos.

Danone es la única compañía en Argentina en contar con un portfolio de yogures con probióticos, microorganismos vivos que según la OMS (Organización Mundial de la Salud) administrados en cantidad suficiente tienen efectos beneficiosos para la salud y el sistema inmune.

A través de esta asociación público – privada, Danone reafirma su compromiso con la salud de la población argentina y pone en relevancia su interés en la investigación y desarrollo del sistema científico argentino. Además, mediante el acuerdo, se promueve el intercambio de conocimiento de alto nivel en materia de alimentación saludable haciendo foco en el yogur como esencial para la dieta diaria según las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) del Ministerio de Salud de La Nación.“Estamos orgullosos de poder concretar este proyecto en alianza con CONICET y llevar el desarrollo científico a millones de hogares. Danone está presente en el país desde hace 28 años siendo la única compañía en Argentina en ofrecer yogures con probióticos. Esta asociación con el sistema científico argentino reafirma nuestro compromiso con la salubridad y calidad de todo nuestro portafolio” destacó Mariano Helou, Gerente General de lácteos Danone.

Por su parte, el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus sostuvo “la firma del acuerdo significa un claro ejemplo de articulación público-privada donde la inversión pública en investigación posibilita un desarrollo que el sector privado puede escalar y que, además, produce trabajo y mejoras en la calidad de la alimentación de las chicas y chicos”.

Desde el CONICET, su presidenta, la Dra. Ana María Franchi destacó “la colaboración público-privada es fundamental. Nuestros investigadores e investigadoras desarrollan tecnologías, productos y junto a las empresas, trabajando con respeto mutuo, podemos llevarlo a la gente”. Asimismo, destacó la inversión estatal que se realiza para llegar a este tipo de desarrollos y sostuvo “el fin de la ciencia y la tecnología, y del CONICET en particular, es mejorar la calidad de vida de las personas y casos como este son un ejemplo, en temas como salud y alimentos, tan importantes para el país. Estaremos muy pronto, junto a la empresa, en las góndolas mostrando un producto que nuestros científicos y científicas han desarrollado desde el CERELA en Tucumán, que hace mucho tiempo está trabajando en esta línea de investigación”.

“Tenemos un gran trabajo permanente con Danone que es una referencia para nosotros en Almirante Brown y en esta oportunidad participando de la firma de un convenio que significa una verdadera alegría por esta articulación con el CONICET y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación. Este convenio habla de un trabajo mancomunado entre el Estado y una gran empresa, todo para seguir potenciando la innovación tecnológica” agregó Juan José Fabiani, Intendente Almirante Brown.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas