¿Adiós a la leche de vaca? El auge de las bebidas vegetales obliga a Danone y Nestlé a impulsar Alpro y Wunda.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La fábrica de Nestlé en Sebares (Asturias) elabora para todo el mercado europeo Wunda, la bebida vegetal de la compañía. Nestlé

Es una realidad que los productos sostenibles han llegado para quedarse dentro del sector de la alimentación. Las bebidas vegetales son un gran ejemplo de ello. El aumento de la demanda de los consumidores ha dado lugar a un boom en su producción. El fabricante francés Danone ya mostró un claro avance en el terreno el año pasado, cuando facturó 2.200 millones de euros con la venta de alternativas vegetales a la leche.

Los datos muestran el crecimiento de este negocio. La inversión de capital de riesgo en el sector de productos lácteos a base de plantas se disparó a 1.600 millones de dólares el año pasado frente a los 64 millones en 2015, según la firma de datos Dealroom. Según registra PitchBook hay al menos 124 empresas independientes de productos lácteos vegetales a nivel mundial.

Las alternativas vegetales a la leche y el yogur crecen como opción de consumo para los españoles. De hecho, el 57,7% de los españoles ya consume estos productos de base vegetal en sustitución de la leche, mientras que un 54,1% afirma que aumentará su consumo de estos productos en los próximos meses. Así lo refleja el informe El consumidor de alternativas vegetales al yogur y a la leche realizado por Aecoc Shopperview y 40dB.

Nestlé nuevo protagonista

El hecho de que este sea un mercado en pleno crecimiento hace que multinacionales ya consagradas en el sector alimenticio como Nestlé vean un nuevo horizonte de inversión. La compañía suiza de alimentación, que facturó 19.136 millones de euros durante el primer trimestre de 2021, acaba de anunciar que su fábrica en Sebares (Asturias) está al frente de la producción de Wunda, su propia bebida vegetal, para todo el mercado europeo.

En concreto, la planta asturiana elabora las 4 variedades del nuevo producto ─original, sin azúcar, con chocolate y Barista─. Las tres primeras se comercializan en Francia, Países Bajos y Portugal para el sector retail. En España, se ha puesto a la venta Wunda Professional Barista, exclusiva para la restauración.

Para adecuar las instalaciones a la producción del nuevo producto, la compañía ha invertido más de 400.000 euros en la fábrica asturiana. Se destinaron a adaptar los procesos para mezclar la proteína de guisante y para las líneas de llenado y envasado de la nueva marca.

“Es una gran satisfacción para nuestra fábrica ser una pieza clave de uno de los lanzamientos más innovadores de Nestlé. Para nosotros, es una muestra de la confianza depositada por la compañía en la capacidad de nuestro centro de producción y de todo su equipo humano, así como un reconocimiento a nuestra amplia experiencia en la elaboración de productos de origen vegetal”, destaca Javier Arroyo, director de la fábrica de Nestlé en Sebares.

Desde Nestlé explican que “Wunda es una marca neutra en carbono desde su lanzamiento y cuenta con la certificación Carbon Trust”. Para ello, se han implementado diversas medidas para reducir las emisiones en la cadena de suministro y en la distribución. Además, los guisantes son una de las fuentes de proteínas vegetales más respetuosas con el medioambiente.

Alpro

Danone ha registrado en los tres primeros meses de 2021 unos ingresos por valor de 5.657 millones de euros, lo que supone un retroceso del 9,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior debido al impacto de la pandemia de Covid-19.

Estos datos de retroceso no frenan el crecimiento de la compañía que ha decidido seguir apostado por los productos de origen vegetal de su marca Alpro, que tantos beneficios le ha otorgado. Ha invertido 12 millones de euros en su fábrica de Parets del Vallès (Barcelona), lo que convierte a esta planta en el primer centro de Danone en Europa destinado a la elaboración de alternativas vegetales al yogur con base de coco y base de avena.

“Nuestro compromiso es aportar salud al mayor número posible de personas a través de la alimentación y la hidratación. Y lo hacemos impulsando la revolución alimenticia con la innovación como principal fuerza de transformación, tanto en nuestra gama de productos como en nuestras operaciones”, explica Paolo Tafuri, director general de Danone España.

Oatly

Otra de las protagonistas dentro de este sector es la empresa sueca de comida y bebida vegana Oatly, conocida principalmente por su leche de avena. La firma captó 200 millones de dólares de inversores liderados por Blackstone en julio de 2020, y le llevaron a estar valorada en unos 2.000 millones de dólares (1.650 millones de euros).

El pasado mes de mayo, la compañía debutó en Wall Street por medio de una Oferta Pública de Venta (OPV). Sus acciones se dispararon un 18% hasta alcanzar una capitalización de 12.000 millones de dólares (unos 10.000 millones de euros) y recaudar más de 1.400 millones (1.150 millones de euros).

Está presente en más de 20 mercados distribuidos por Europa, EEUU y China. En 2020, sus ventas se dispararon un 27% en EEUU, hasta los 7.000 millones de dólares (5.700 millones de euros), según un informe del Good Food Institute y la Plant-Based Foods Association. En España, por ejemplo, podemos encontrar sus bebidas vegetales en tiendas de dietética y en El Corte Inglés.

Oatly nació en 1994 como un proyecto de los hermanos Rickard y Bjorn Oste que, usando la tecnología desarrollada en la Universidad Lund (Suecia), convierte la avena rica en fibra en bebidas.

Un proceso que repercute positivamente en el medioambiente pues, según la firma, el consumo de un litro de leche de avena resulta en un 80% menos de emisiones de gases invernadero, un 79% menos de uso de suelo y una reducción del 60% del consumo de energía.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas