Existe un mercado fiel de la llamada “leche bronca”, que va directamente de la ordeña, al consumidor.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Apesar de la amplia variedad de opciones de leche pasteurizada en el mercado sonorense, la ordeña o extracción de leche de vaca, es una actividad que aún se realiza por parte de algunos ganaderos en el municipio de Hermosillo, pues la demanda de los consumidores, aunque poca, se mantiene vigente.

Por la carretera 26 al poniente de la capital sonorense,en el kilómetro 7.5, a la altura de los ejidos la Yesca y Villa de Seris, se puede observar sobre el camino algunas instalaciones de salas de ordeña, cuyos dueños realizan la extracción entre seis y siete de la mañana.

Algunos productores están haciendo uso de las redes sociales para anunciar y comercializar la leche bronca, ofreciéndole al público entre los 15 y 20 pesos el litro, acciones que han servido para dar impulso al negocio.

MITOS

Existen mitos sobre si la leche bronca es mala o buena para el consumo humano, en este sentido, académicos de la Coordinación de Tecnología de Alimentos de Origen Animal del CIAD, señalaron que esto dependerá de las buenas prácticas de higiene, producción y preparación del producto.

Aarón González Córdova, Lilia Beltrán Barrientos y Belinda Vallejo Galland detallaron que la calidad e inocuidad de la leche se ve directamente afectada por diversos factores, entre ellos, las prácticas de higiene en el ordeño, su manipulación posterior, almacenamiento y traslado.

Destacaron que una mala práctica en cualquiera de los procesos puede contaminar con algunos microorganismos que pudieran causar infecciones gastrointestinales, por lo que lo ideal sería someterse a un tratamiento de calor, conocido como pasteurización.

“En este sentido, la recomendación general es que la leche bronca se hierva al menos por treinta minutos antes de ingerirse; sin embargo, si una persona decide consumir leche bronca directamente, lo más recomendable es asegurarse de que quien la comercializa ofrezca garantías de inocuidad en su producción”. Académicos CIAD Sonora.

Por último, destacaron que se requiere de un trabajo multidisciplinario para implementar programas que contribuyan a la apropiación soci del conocimiento para que los productores puedan establecer e implementar buenas prácticas de higiene.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas