Martín Berrutti, Commercial Manager de Estancias del Lago, en un mano a mano con EDN donde analizamos el mercado internacional y las perspectivas que tiene Sudamérica en el actual contexto global.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Martín Berrutti, Commercial Manager de Estancias del Lago
Martín Berrutti, Commercial Manager de Estancias del Lago

Damian Morais: ¿Quiero empezar pidiéndote una perspectiva de cómo están viendo el año próximo del mercado internacional? ¿Hemos tenido un año con buenos precios, crees que el año que viene se pueden sostener?

Martín Berrutti: Desde Estancias del Lago analizamos los fundamentos del mercado. Estos se debería sostener porque visualizamos que climas, así como las limitaciones de los principales polos productivos impactarán en la generación de materia prima. En este marco Australia sufre una sequía estructural, generando decrecimiento. Nueva Zelanda a tope productivo sumando altos impuestos por aspectos medio ambientales si sobrepasan límites de crecimiento. Al mismo tiempo asistimos a la presencia de una Europa inflacionada por con elevados costos y también impactada por un clima seco con altas temperaturas. Además de lo caro que cuesta producir se suma poca cantidad de materia prima. En el comercio mundial ha impactado la no presencia del viejo continente como exportador de leche descremada. Volcaron su producción hacia quesos otros ítems de alto valor agregado. Por otra parte, EEUU atravesó también problemas climáticos y logísticos que afectaron la dinámica comercial interna y externa. ¿Que nos queda entonces? Uruguay y Argentina. Argentina con una situación de inestabilidad político financiero, moneda, inflación y retenciones que atentan contra la rentabilidad de sus empresas. Uruguay también se ha visto afectado por menores producciones. Por tanto, como lo expresé al principio, los fundamentos de la oferta son firmes para el aumento de los precios que deberían robusteciéndose.
Sin embargo, por el lado de la demanda, sabemos que el gran traccionador, regulador de precios y comprador de miles de toneladas es China. No cabe ninguna duda que cuando este enorme mercado normalice su vida hoy semi encerrada la demanda retomará su ritmo. Vimos que el año pasado importaron casi 800.000 toneladas y en el presente año su presencia a pesar de todas las limitantes no ha sido tan mala. Vale decir que en normalidad su comercio debería seguir creciendo por múltiples factores. Entre ellos el consumo per cápita. Mientras que en países desarrollados el consumo anual es de 300 litros, China solo ingiere 10, vemos entonces una enorme oportunidad de desarrollo y crecimiento. Con menos producción mundial y más demanda es pertinente poder inferir el sostenimiento y crecimiento en la estructura de los precios.

DM: Tenemos a Brasil que también es un cliente y para Uruguay importante, que está también atravesando una sequía interesante, ¿lo ven a Brasil como otro demandante en los próximos meses si continua la situación como está ahora?

MB: Brasil es el mercado natural para los socios del Mercosur de la misma forma que China lo es para Nueva Zelanda. La ruta de la leche para Uruguay y Argentina pasa por Brasil, Cuba y Argelia. En Brasil más allá de estas situaciones climática que muy bien mencionas que han retaceado la producción primeria que pegó en los 3 principales polos productivos de ese país. Brasil ha sido afortunadamente para esta zona del mundo un gran traccionador, fuerte comprador este año tanto de Argentina como de nuestro país. Hemos obtenido allí buenos precios, ayudados por algunos aspectos adicionales: tipo de cambio favoreciendo la importación, y también en este último período el gobierno volcó al mercado R$ 600 por mes para unos 30 a 40.000.000 de personas que en cierta medida permitió una demanda ampliada. Sumo a lo anterior la gran diferencia de precios locales brasileños versus los valores transados por Uruguay, en gran parte motivados por un precio de leche al productor que ha sobre pasado en algunos momentos los R$ 60 por litro.

DM: Y concretamente hablando un poquito de Uruguay; Ustedes si bien son más exportadores, ¿no trabajan tanto el mercado interno en cuanto a consumo, como están viendo la situación del país? Tuvimos unos meses con conflictos en una de las industrias más importantes, en Conaprole, que afectaron un poco la producción de leche en el mercado interno. ¿Para ustedes significó un cambio de paradigma o no los afectó?

MB: Uruguay es un país netamente exportador. En este país se produce leche para 7 Uruguay, necesariamente debe exportarse la mayor parte de lo producido en nuestros tambos. Tenemos una gran vocación exportadora dada por su propia pequeñez geográfica y escaso mercado interno conformado por solo 3,5 millones de habitantes.
Esto nos motiva a salir al mundo a vender nuestros productos, generalmente estamos presentes con stands en las principales ferias del sector en los distintos continentes. Pero gran problema que tenemos es la falta de acuerdos de libre comercio, tratados etc. Vemos que Nueva Zelanda se expande comercialmente con multiplicidad de acuerdos mientras que Uruguay solamente cuenta con un Mercosur con nos limita para generar otros acuerdos y también tenemos un TLC con los Estados Unidos de México. Demasiando poco para un país que vive y crece en función del su portafolio exportable. El gran desvelo y nuestro déficit son los mencionados tratados ya que contamos con una gama de productos de excelencia y el respeto de todo el mundo por la tradición uruguaya de seriedad a la hora de hacer negocios.

DM: Pero se está avanzando, parece que con China está bastante avanzado.

MB: Hasta que no esté firmado no lo celebraremos. Sin embargo, debemos ser optimistas por el esfuerzo que vemos se viene realizando. Aparentemente hay avances, pero de no lograrse este TLC, Nueva Zelanda en 2024 tendrá 0 arancel e ingresará con la cantidad que desee, mientras que nosotros pagaremos 10%. Es muy fácil predecir que quedaremos fuera del tablero. Los últimos gobiernos han realizado esfuerzos sin éxito. El último fue el que mencioné con México, firmado en 2002, 2003 bajo la Presidencia del Dr. Jorge Batlle. Nunca más pudimos lograr un acuerdo comercial. Hoy sin estas herramientas quedamos en la rezaga, por fuera de grandes mercados y bajo condiciones adversas en relación con la competencia.

DM: Para todo el Mercosur hoy en día es un déficit terrible porque tenemos un problema de Mercosur con temas de TLC, no hay una vocación en Mercosur de buscar un acuerdo de libre comercio, con otros bloques, con otros países y eso lo está perjudicando a Uruguay a Argentina y a la larga va a perjudicar a Brasil que es un gran exportador de alimentos.

MB: Estamos como ya te lo expresé, atados a las decisiones del bloque y nos ha generado esta situación de inmovilidad que para Uruguay y Estancias del Lago en particular es fundamental.

DM: Con el tema inversiones; ¿están planificando nuevas inversiones en Estancias del Lago? ¿O por ahora están en un periodo de calma y se van a quedar con lo que tienen?

MB: Estancias del Lago siempre está evaluando que hacer. La empresa tiene vocación industrial. Hay estudios de factibilidad en carpeta, pero hoy por hoy no tenemos nada en concreto que te pueda adelantar.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas