En el encuentro, del que participaron los secretarios generales de Atilra Bahía Blanca, Roberto Tejeda y su par de Atilra Trenque Lauquen, Gastón Moreno, se abordó la problemática y los pasos a seguir.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Gastón Moreno, secretario general de Atilra Trenque Lauquen.

Días pasados se reunieron en Salliqueló los secretarios generales de Atilra Bahía Blanca, Roberto Tejeda y su par de Atilra Trenque Lauquen Gastón Moreno. Este último, explicó a La Opinión detalles de la reunión la cual tuvo el objetivo de empezar a abordar la problemática que estarían sufriendo trabajadores de algunas industrias Pymes los cuales serían víctimas de acciones autoritarias por parte de los directivos de sus empresas.

“Antes de juntarnos en Salliqueló tuvimos una reunión con el Consejo Directivo y se analizó la situación planteada por algunas industrias Pymes respecto de lo que fue el año de la pandemia, sosteniéndose en la poca venta y en la poca elaboración y, a partir de allí, justificar diferentes acciones tomadas para con los trabajadores. Nosotros tenemos datos concretos de que eso no fue tan así, sí hubo un receso, pero fue sólo de dos o tres meses”, explicó Moreno quien, además, agregó que “en base a eso vimos que el accionar de las Pymes fue, en muchos casos, de una manera autoritaria con acciones contra los trabajadores. Desde noviembre o diciembre, cuando comenzamos a hacer inspecciones, empezó a quedar claro que los empresarios tuvieron malas acciones como poner a trabajadores en otros convenios de otras instituciones sindicales muchos más baratos, hacerlos trabajar en negro o cumpliendo horas extras que no eran registradas”. “Ese tipo de situaciones, que se dieron no sólo a nivel local sino también a nivel nacional, nos llevó a empezar a trabajar sobre esta problemática”, manifestó.

Diferentes situaciones

En este sentido, Moreno explicó que “en ese marco nos juntamos con el compañero de Bahía Blanca para hablar y buscar una forma estratégica para ver cómo encaramos esta situación ya que no es lo mismo lo que ocurre en las empresas grandes que lo que ocurre en las chicas. De esta manera, la problemática que encontramos fue esa: grupos de trabajadores en otros convenios, trabajadores en negro, el no respeto de los horarios de trabajo y hacerles cumplir horas en negro a través de presiones”. “Entonces decidimos empezar a trabajar en la parte de comunicación fuertemente y vamos a seguir trabajando porque son varias las localidades en las que se da esta situación: Salliqueló, Tres Lomas, Villa Maza, Catriló y en otras Pymes de la zona. Han tomado una postura de tener esta actitud con los trabajadores y eso no puede permitirse”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas