Destacar el aporte de los lácteos en el proceso educativo de niños y jóvenes ha sido desde hace 22 años el espíritu del Día Mundial de la Leche Escolar, celebración impulsada por la FAO, organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura junto a la Federación Internacional de la Leche, IDF-FIL.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Patricia Gálvez

Y se celebra el último miércoles de septiembre, que es una fecha en la cual ambos hemisferios coinciden en las clases.

Los lácteos forman parte de las raciones escolares proporcionadas en Chile por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas, JUNAEB y, aunque las clases presenciales están poco a poco volviendo a la normalidad, no han dejado de estar presentes en las cajas que se entregan como alimentación desde las escuelas.

Este día se celebra a nivel mundial, relevando el valor de los programas de alimentación escolar. Mejor concentración y disposición hacia el aprendizaje son parte de los beneficios del consumo de lácteos en escolares. También, se ha observado una relación entre el consumo de lácteos y una menor tasa de obesidad, por ejemplo.

Estos aportes son abordados en el libro “Lácteos: Nutrición y Salud”, editado por el Dr. Rodrigo Valenzuela y apoyado por el programa Gracias a la Leche del Consorcio Lechero, el cual contó con la participación de 54 especialistas, quienes revisaron más de 1500 publicaciones científicas que destacan el rol de los lácteos en cada etapa de la vida.

Una de las autoras, la investigadora de la Universidad de Chile, Dra. Sandra López, destacó que en 2019 eran más de 368 millones de niños los que recibían alimentación escolar, en que 161 millones de niñas y niños reciben lácteos en sus raciones diarias. “En Chile la pandemia cambió un poco el esquema, pero se ha seguido llevando alimentación escolar a los niños a través de las cajas y otras medidas tomadas. Se estima que antes de la pandemia, alrededor de 3 millones de niños recibirían lácteos diariamente a través de quienes participan en colegios vulnerables y subvencionados, de acuerdo a la planificación hecha por Junaeb”.

En el contexto del Día Mundial de la Leche Escolar, destaca, el foco es incentivar el consumo de lácteos desde una edad temprana y no dar la oportunidad de sustituirlos por otros productos. “Si se integra desde edad temprana, a lo largo de la vida seguirán consumiendo leche”, cuenta.

Los programas de alimentación escolar en el mundo contribuyen a la retención de los niños en el sistema de educación, junto con evitar el trabajo infantil. A la vez, han impulsado al sector productivo lácteo a generar oferta en los países de origen.

“Cuando vemos las recomendaciones que aparecen en las guías alimentarias de distintos países a nivel mundial –explica la autora del capítulo que aborda este tema en “Lácteos: Nutrición y Salud”, la investigadora y docente de la Universidad de Chile, Dra. Patricia Gálvez- que son mensajes para que la población conozca y entienda los alimentos que se deben consumir, estos tienen sus fundamentos. En el caso de los lácteos, este fundamento se relaciona sobre todo con la salud ósea, además de los músculos. Junto a ello, la grasa de los lácteos tiene una asociación buena con la salud cardiovascular, de acuerdo a lo que muestran los estudios”. Esto, cuenta la Dra. Gálvez, es importante, tomando en cuenta el crecimiento de la obesidad infantil, que es un factor de riesgo para las enfermedades metabólicas. “Tener un alimento que beneficie en este tema y que, además, es más accesible frente a otros, es muy importante”. Aquí son protagónicos y eficaces los programas de alimentación escolar, que están incluyendo lácteos, como ocurre en Chile, en que Junaeb los entrega diariamente.

A nivel mundial y nacional, agrega la Dra. López, se está revisando la inclusión de otros tipos de lácteos, no sólo leche fluida, sino también a través de quesos y yogures, comenta. En Estados Unidos se está revisando la entrega de leches saborizadas como también semidescremadas.

Sandra López

ENTREGA

En el regreso a clases, agregan, los lácteos continuarán formando parte de la alimentación escolar, con la ventaja de su facilidad de distribución y entrega y la calidad conocida que poseen. Esto es una ventaja comparativa para Chile, en que JUNAEB, basada en las actuales guías alimentarias de 2013, que pronto tendrán una nueva actualización, probablemente continuará integrando a los lácteos en las raciones para niños, niñas y adolescentes.

“Que existan estos programas de alimentación escolar contribuyen a que los niños consuman lácteos, porque muchas veces en los hogares toman té o café. He conversado con mamás que se basan en el supuesto estudio de Harvard que decía que los lácteos eran malos y los han dejado de consumir. La alimentación escolar tiene la ventaja de presentar a los lácteos, mostrar sus beneficios y hacer educación nutricional. Concuerdo con Sandra en la importancia de incorporar los lácteos desde pequeños”, resalta la Dra. Gálvez.

En el Día Mundial de la Leche Escolar, agrega, se genera una oportunidad para desmitificar lo que se plantea sobre los lácteos. “Consumir leche es una oportunidad y tenemos que continuar con la educación nutricional para que las personas la consuman. Esto tiene que ser tomado en cuenta por quienes están revisando las guías alimentarias”, resume la Dra. Gálvez, a la vez que resaltó la importancia de tomar en cuenta el aporte que hacen los lácteos frente a las bebidas vegetales.

“La matriz láctea tiene un perfil único y, por eso, quienes opten por otras bebidas, requerirán sí o sí suplementos alimenticios ya que el perfil nutricional de la leche no se puede sustituir así como así. Eso impactará el presupuesto familiar y no todos podrán abordarlos”, concluye la Dra. Sandra López.

Finalmente, recomiendan que las personas se informen más frente a la alimentación y a que también se genere más investigación. “Nuestra recomendación es que la gente consuma lácteos –apuntó la Dra.Gálvez- en que hay mucha variedad, con o sin lactosa, que se adaptan a las condiciones de las personas y en que lo importante sí o sí es favorecer su consumo”.

Las actividades

Durante esta semana, Gracias a la Leche del Consorcio Lechero presentará el libro “Lácteos: Nutrición y Salud” en las universidades Católica, Andes y Finis Terrae.

Además, este viernes 1 de Octubre, Gracias a la Leche realizará un Instagram live con los doctores Rodrigo Valenzuela y Samuel Durán, titulado “¿Por qué es importante consumir lácteos hoy?, desde las 19 horas.

Junto a ello, el 29 de septiembre se constituirá el Comité Científico de Gracias a la Leche, que para su coordinadora, Consuelo Fuentes, “contribuirá al objetivo del programa, convocando a investigadores y docentes, quienes aportan conocimiento y trabajo colaborativo para avanzar en ciencia láctea”. Este comité será presidido por el Dr. Rodrigo Valenzuela.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas