Luego de que se conociera el dato de 4,1% de abril difundido por Indec, con un índice anualizado de 46,3%, Argentina quedó en el puesto 175 de 181 en ranking de inflación mundial.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Usted está aquí: Argentina en el fondo del ranking de inflación global

Pese a que la inflación se desaceleró levemente en abril en relación con el pico de marzo y se ubicó en 4,1%, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) la semana pasada, Argentina se ubicó en el puesto 175 de 181 en ranking de inflación mundial, solo detrás de Venezuela, Sudán, Zimbabue, Líbano, Suriname e Irán. Son todos países en guerra, envueltos en fuertes crisis políticas, económicas y civiles gobernados por regímenes dictatoriales.

Así se desprende de un relevamiento de la consultora Invecq que dio a conocer su director Esteban Domecq.

Según el análisis, hay en el mundo 158 países con inflación anual de un dígito y 120 países con menos inflación en un año de lo que tuvo Argentina en un mes. En ese sentido, el informe remarcó que la inflación anualizada del último trimestre alcanzó 63,4% y continua acelerando desde el 23,2% de junio 2020.

El primer puesto del ranking mundial de inflación lo ocupa Venezuela, que en marzo alcanzó un 3012% anualizado.

Detrás aparece Sudán, con una inflación de 341%; lo sigue Zimbabwe, con un alza de 194% a abril; luego aparece Líbano, con 158% anualizado en marzo; Suriname, con 50,4% a abril, Irán, con 49,5% y Argentina ocupa el puesto 175 de 181 países, con una inflación de 46,3 por ciento.

De acuerdo al Indec, en los primeros cuatro meses del año la suba de precios acumulada alcanzó el 17,6%. De esta manera, le puso presión a la meta sostenida por el Gobierno, que espera un índice de 29% a lo largo del año.

La lista completa:

El número difundido por el organismo estadístico en abril está en línea con las expectativas que sostenían en privado desde el Poder Ejecutivo y las estimaciones de consultoras, tras el 4,8% registrado en marzo, que representó el índice más alto desde que Alberto Fernández asumió la Presidencia.

“La monetización de la economía del año previo, proveniente de la dominancia fiscal impuesta por la pandemia, empezó a develar sus contraindicaciones en una economía que aún tiene con muchos desafíos por delante”, destacó la consultora.

En los últimos doce meses, el sector que tuvo los ajustes de precio más altos fue, con mucha diferencia, el de Prendas de vestir y calzado, con una suba de casi 80% desde abril del año pasado. En segundo lugar quedó Transporte (52,6%), influenciado por los incrementos de combustibles, Equipamiento y mantenimiento del hogar (52%) y Recreación y cultura (50,8 por ciento).

Según proyecciones privadas, desde este mes la inflación podría encarar un sendero de leve reducción mensual que la llevaría cerca de un 3,5% en mayo y de 3% desde junio, con una pendiente en caída al menos hasta septiembre, cuando tengan lugar las elecciones legislativas primarias.

La dinámica inflacionaria de los últimos meses marcó una aceleración notoria desde octubre, cuando el índice de precios superó el 3% mensual y no volvió a perforar ese piso. Al dato de ese mes (3,8%), le siguieron noviembre (3,2%), diciembre y enero (4%), febrero (3,6%), marzo (4,8%) y el último de abril, de 4,1 por ciento.

Hay en el mundo 158 países con inflación anual de un dígito y 120 países con menos inflación en un año de lo que tuvo Argentina en un mes
En ese marco, una de las explicaciones ensayadas por el Gobierno sobre la situación de los precios y particularmente de los alimentos estuvo vinculada con la suba de los precios internacionales de los commodities, una preocupación que ayer volvió a expresar el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas.

Te puede interesar

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas