En una entrevista con la cadena BBC, el príncipe de Gales ha advertido del impacto "catastrófico" si no se toman medidas ambiciosas para hacer frente a la crisis climática.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Imagen de archivo del príncipe Carlos de Inglaterra. EFE/EPA/NEIL HALL

El príncipe Carlos, heredero de la corona británica, ha advertido del impacto “catastrófico” si no se toman medidas ambiciosas para hacer frente a la crisis climática y ha resaltado, en una entrevista con la cadena BBC, que al mundo le ha llevado demasiado tiempo darse cuenta de los riesgos de la actual crisis.

El príncipe, cuya entrevista ha sido divulgada este lunes, ha hablado con la cadena británica en los jardines de su residencia en Aberdeen, en Escocia, de cara a la cumbre sobre cambio climático –COP26– que se celebrará en noviembre en Glasgow (Escocia).

En este sentido, el hijo de la reina Isabel II no ha ocultado su inquietud de que los líderes mundiales se limiten a “conversar” cuando se reúnan en Glasgow, ya que, insiste, es necesario tomar medidas sobre el terreno.

Ha agregado que sería “un desastre” y “catastrófico” si el mundo no se une para atender la crisis. “Ya empieza a ser catastrófico –insiste– porque nada en la naturaleza puede sobrevivir el estrés que el clima extremo está causando”. Al mismo tiempo, el príncipe ha admitido su inquietud de que muchos empresarios aún no dan prioridad a los problemas medioambientales.

Preguntado por sus propios esfuerzos para reducir su huella de carbono, ha explicado que ha cambiado la calefacción por calderas de biomasa, utilizando astillas de madera de los árboles talados en el bosque de la finca, informa la BBC. También ha instalado paneles solares en Clarence House, su residencia londinense, y en los edificios de la granja de su casa de Gloucestershire.

También fue cuestionado por su vieja afición a los coches y ha dicho que ha transformado su vehículo favorito, un Aston Martin que posee desde hace 51 años, para que funcione con lo que describe como “sobras de vino blanco inglés y suero del proceso de elaboración del queso”.

El coche, según la cadena británica, ha sido modificado para funcionar con un combustible llamado E85, compuesto por un 15% de gasolina sin plomo y un 85% de bioetanol, que puede obtenerse de diferentes fuentes, como en el caso del vehículo del príncipe (el vino sobrante y el alcohol extraído del suero fermentado).

Apoyo a Greta Thunberg

El príncipe de Gales ha dicho que entiende la “frustración” que sienten los grupos ecologistas ante la crisis climática, pero ha resaltado que algunas de sus medidas, como el bloqueo de carreteras, “no ayudan”.

Ha afirmado que entiende completamente las razones que han llevado a grupos como Extinction Rebellion a tomar fuertes medidas, como impedir el tránsito en calles británicas. “Entiendo totalmente la frustración, la dificultad es cómo canalizar esa frustración de una forma que sea más constructiva en lugar de destructiva”.

Al serle preguntado si se solidarizaba con la ecologista Greta Thunberg, que ha emprendido una fuerte campaña ante el cambio climático, el príncipe de Gales ha contestado: “Sí, por supuesto”. “Todos estos jóvenes sienten que nunca pasa nada así que por supuesto que se van a sentir frustrados. Entiendo totalmente (…) ellos ven su futuro totalmente destruido”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas