Si recluta inteligentemente, debería ayudarle a reducir su descuento en Bolsa respecto a Nestlé y otras competidoras.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Productos de Danone. REUTERS

El gigante del yogur Danone busca nuevos sabores. El recién nombrado presidente Gilles Schnepp cambiará casi todo el consejo de administración de la empresa de 40.000 millones de euros en los próximos dos años. Se trata de una medida audaz e inusual, pero que el exjefe de Legrand (productos y sistemas para instalaciones eléctricas y redes de información) espera que ponga fin a años de fracasos, a los malos resultados en Bolsa y a décadas de mala gobernanza. Si Schnepp recluta inteligentemente, su nuevo consejo debería ayudarle a reducir el gran descuento de la empresa francesa con respecto a sus homólogas mundiales.

Danone necesita desde hace tiempo una renovación de su consejo de administración. Es cierto que destituyó a Emmanuel Faber como presidente y director general a principios de este año, después de muchos trimestres de previsiones erróneas y crecimiento mediocre. Pero la persistente mala gobernanza corporativa del fabricante de Activia ha sido una presa fácil para los accionistas activistas.

Incluso después de algunos ajustes, el actual equipo de 13 personas es demasiado francés y demasiado confortable. El consejo de administración de la empresa con sede en París tiene demasiada experiencia en Danone y no la suficiente en otras empresas de bienes de consumo.
Además, el fantasma del anterior jefe, Antoine Riboud, y su extrema repulsa al economista Milton Friedman y al capitalismo accionarial, a través de su hijo Franck, permitieron a Danone utilizar el capitalismo de los stakeholders como excusa para dejar de lado los resultados del mercado. Riboud el joven, que sucedió a su padre como director general, es uno de los consejeros que se van, pero se mantendrá inútilmente como “presidente honorario”.

Sin embargo, el nuevo consejo de administración debería apoyar y cubrir al nuevo director, Antoine de Saint-Affrique, a la hora de deshacerse de las marcas menos rentables y de menor crecimiento y de desarrollar su negocio de nutrición. Los consejeros potenciales con experiencia en alimentos de origen vegetal y nutrición para adultos, que tienen mayores márgenes y podrían representar el futuro de Danone, deben presentar su candidatura. Un buen conocimiento de la sostenibilidad será una ventaja.

Encontrar nueve candidatos formidables es un gran trabajo, incluso con dos años para hacerlo, especialmente si Danone quiere preservar la diversidad: el consejo actual tiene un 45% de mujeres. La buena noticia para los aspirantes a consejeros de Danone es que, a pesar de la subida del 13% en el precio de la acción este año, las acciones parecen baratas. Incluso después de la subida de ayer, cotiza a menos de 19 veces los beneficios futuros, un descuento del 27% respecto a Nestlé. El listón de la mejora es bajo.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas