En distintas reuniones empresariales y con distintos supermercados, se observa una preocupante caida en el consumo de lacteos en el mercado domestico Argentino. El mercado exportador, no refleja los valores que publica el GDT
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La Secretaría de Comercio volvió a imputar a empresas por vender productos similares con distintos precios (Lihueel Althabe)

Los indicadores que maneja el sector muestran que el mercado de los yogures bebibles,  y la venta de postres lácteos mermó . Sucede que, el consumo de yogur -al compás de los aumentos de precios- marca registros de una fuerte retracción en los últimos tiempos.

La peor performance se la llevan los productos en polvos y sus mezclas lácteas que proliferan en mercados secundarios, pero no menos importantes. Un distribuidor focalizado en el Gran Buenos Aires, pero con llegada a todo el país, sostiene que el mercado ha tenido una merma en cuanto a las solicitudes de los distintos municipios y gobiernos locales. A esto, se le debe sumar la demora en nuevas licitaciones del Gobierno Nacional, las cuales se han visto demoradas por los motivos que nuestro site adelantara el último mes. Aquí las dos notas:  GOBIERNO ARGENTINO “PRESIONA A EMPRESAS CON PRECIOS DE LECHE QUE NO SON LECHE” yCUANDO VENDER MAS CARO SALE CARO”

La debacle en el ingreso familiar. La clave en la baja del consumo

La gente consume lácteos. Existe una larga tradición en nuestro país sobre el consumo de leche. El porcentaje de pobreza de Argentina aleja del consumo a la gente de menores ingresos que representan a 40 de cada 100 Argentinos. No se debe ser profesor de Física Cuántica para establecer un paralelismo en baja de consumo con porcentaje de pobreza.

El consumo de Queso también desciende por el ascensor

Algunos precios de quesos que se reflejan en góndola, hacen desistir a gran parte de la población de consumir este producto. El incremento de precio que se observo en los dos últimos meses acentuó la baja en el consumo.

Con salarios privados que están creciendo en un porcentaje bastante inferior a la inflación en este período y aún menos en los sectores público e informal, las familias recortaron su elección de los lácteos.

 

 

 

 

Te puede interesar

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas