En el mundo existen más de 2.000 variedades de queso, cada una con sus propias características.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Quesos

La base de todos es la leche, pero se diferencian entre sí por factores como el contenido graso, el tiempo de curación o la cubierta, entre otros muchos. El queso más caro del mundo se elabora en los Balcanes y tiene un precio que muy pocos bolsillos se pueden permitir: hasta 5.000 euros por kilo.

Pule, el queso más caro del mundo

Bautizado con el nombre de Pule, tiene un sabor intenso y se identifica por su color blanquecino. Se elabora en Sremska Mitrovica, Belgrado (Serbia), con leche de burra de los Balcanes. Se trata de una raza única de la que apenas quedan 100 ejemplares.

El litro de leche de burra de los Balcanes vale 40 euros, y para obtener un kilo de queso Pule se necesitan como mínimo 25 litros. Las burras se alimentan únicamente de pasto y heno, y está prohibido el uso de fertilizantes químicos, pesticidas y herbicidas.

El hecho de que sea el queso más caro del mundo se explica por una serie de factores. La divulgación científica ‘Curiosas Alimentaria’ explica que las burras de los Balcanes producen entre 300 mililitros y 1 litro de leche al día, mientras que las vacas producen entre 20 y 40 litros de leche diarios. Por lo tanto, se necesitan unas 15 burras para producir un litro de leche.

La leche de burra es una de las más cotizadas del mundo porque tiene características muy concretas. Su contenido en caseína, la proteína necesaria para que la leche coagule y pase de estado líquido a sólido, es muy bajo. Por esta razón, se necesitan al menos 25 litros de leche para obtener un kilo de queso.

Cabe señalar que el queso Pule no es nada fácil de obtener. Algunas fuentes aseguran que el tenista serbio Novak Djokovic compra casi toda la producción anual para ofrecer el queso de manera exclusiva en Novak Cafe & Restaurant, la cadena de restaurantes que tiene en Serbia.

Cabrales de la quesería Valfríu

En el año 2019 un queso Cabrales de la quesería Valfríu (Asturias) se vendió por 20.500 euros en una subasta. La Denominación de Origen garantizaba que el queso era un auténtico Cabrales. El Guinness World Records lo certificó como el queso más caro del mundo ya que nunca antes se había pagado tanto dinero por dos kilos de queso (10.250 euros el kilo).

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas