La primavera es clave para la producción lechera, y a la salida del invierno esa actividad no tuvo problemas de barro y otros inconvenientes por ser seco, pero en algunas zonas hay cierto déficit hídrico, dijo el integrante de la empresa Nutrisur, Ramón Juambeltz, en el programa Punto de Equilibrio en Carve y revistaverde.com.uy.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“El invierno fue bueno” para la lechería, aseguró.

Realizó algunas recomendaciones para sacarle el máximo provecho a la primavera con las pasturas para alimentar al ganado lechero.

Hay abundancia de alimento pero sin demasiada fibra, como los raigrases tiernos y leguminosas sin demasiado tallo, lo que influye en el resultado del contenido de sólidos en la leche, comentó.

Formuló una serie de sugerencias técnicas en el manejo de la alimentación del rodeo lechero, especialmente en la combinación de los diferentes productos a utilizar.

A largo plazo se prevé un fenómeno de La Niña, por lo cual es necesario ser precavido y concentrarse en alimentos complementarios para la vaca y así mantener más pasto para cuando vengan momentos de falta de lluvias, según Juambeltz.

Escuche a Ramón Juambeltz

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas