Ernesto Fajardo, analiza las perspectivas. La organización obtuvo la calificación nacional de largo plazo ‘AAA(col)’ por parte de Fitch Ratings.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Ernesto Fajardo, presidente de Alpina, cree que el proceso de vacunación ha mejorado.

Alpina obtuvo la calificación nacional de largo plazo de ‘AAA(col)’ por parte de la calificadora de riesgo Fitch Ratings, la nota más alta en el país. Su presidente, Ernesto Fajardo, explica lo que representa esto para la compañía y, de paso, expresa su optimismo sobre el desempeño de la economía en el segundo semestre.

¿Cuál es la importancia de la calificación?

Fitch Ratings hizo una revisión de nuestro negocio y nos ha hecho un incremento en la calificación. La que teníamos era doble ‘AA+’ y pasó a ‘AAA’, la más alta que se da en Colombia. Para nosotros, todos los ‘alpinistas’, es motivo de orgullo que en un ambiente tan difícil como el que hemos tenido en estos últimos meses, se vea que lo que estamos haciendo está bien direccionado.

¿Qué calificaron?

Como somos emisores de bonos, Fitch revisa nuestros procesos para determinar qué tanto riesgo representa una inversión en la compañía.

Esto refleja temas de la compañía que son estructurales, como el de la marca Alpina que sigue siendo muy fuerte frente a los consumidores, a la cantidad de productos nuevos y soluciones al consumidor, que seguimos preocupados por su bienestar en términos saludables y nutritivos.

Pero también hace una observación y es que se demostró que durante la pandemia cuando hubo unos cambios de comportamiento por el cierre de los colegios y el mayor tiempo en casa, la compañía tuvo la flexibilidad y la capacidad de innovación de presentar también soluciones. Aunque tuvimos unas reducciones en el consumo normal nos movimos a otros momentos del día. Reconoce también la fortaleza de nuestro canal de distribución, de la cadena de frío, y nuestra capacidad de salir todos los días con los camiones y trabajar con nuestros ganaderos para recoger la leche traerlas a las plantas, con todos los protocolos de bioseguridad.

En el plano económico también se hace un análisis y aunque efectivamente fue un año con muchos retos, tuvimos solamente una reducción en la venta de 0,6% en el 2020. Dadas las condiciones del mercado, son los resultados que reflejan la resiliencia de nuestro equipo.

¿Lo que le ha pasado a Colombia en la reducción de las calificaciones, no incidió en la nota de Alpina?

Esta es una evaluación de Alpina y le cuenta a un inversionista qué tipo de riesgo tiene cuando invierte en nuestra empresa. Alpina es una empresa ‘AAA’, con muy poco riesgo y alta probabilidad de seguir dando buenos resultados. Toma como contexto lo que está pasando acá pero califica específicamente la capacidad de la compañía de dar resultados y su fortaleza económica y financiera.

¿Cómo estuvo el primer semestre?

Hemos enfrentado retos que vienen del 2019 y al comienzo del año esa reactivación que se esperaba no pasó a la velocidad esperada. Hubo incertidumbre en los primeros meses en el tema de vacunación, pero todo eso ha mejorado y somos optimistas.

El país, claramente, va por una senda de recuperación. Mayo fue difícil para las operaciones por los bloqueos, fue imposible llegar al sur del país.

¿Y las perspectivas?

Vemos opiniones optimistas de expertos y del Gobierno que hablan de crecimientos por encima del 6%, lo que indica que lo que viene hacia adelante debe ser muy bueno.

Hay unos retos como el de la reforma tributaria que está por presentarse y el de los programas sociales que se requieren. También están todas esas conversaciones que se tienen con grupos de interés, es importante que sigan avanzando y muestren progresos.

​¿Ya empezaron a vacunar los colaboradores?

Desde el principio de la pandemia la prioridad ha sido nuestra gente.

Apenas salieron las oportunidades de vacunación, participamos en toda la reuniones de la Andi para acelerar la vacunación. Y, finalmente, se logró.

Hicimos las primeras jornadas de vacunación tanto en Sopó como en Facatativá.

En los últimos dos días ya estamos en las plantas de Entrerríos, en (Antioquia), y en Chinchiná (Caldas), con las primeras dosis.

Nosotros creemos que además de tener el distanciamiento y la disciplina y el cuidado en todas las normas de bioseguridad, la vacuna funciona, y por eso decidimos ayudar con este proceso.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas