Los habitantes del concejo de Salas, en Asturias, viven en vilo desde que Danone anunciará el cierre de su factoría.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Debido a que la desaparición de esta fábrica conllevaría la pérdida del puesto de trabajo de los 80 empleados que tiene en nómina, así como de 30 empleos derivados de la producción de esta fábrica. Sin olvidar, a los 40 ganaderos asturianos que suministran la leche a esta factoría de Danone.

Sin embargo, durante las últimas semanas, y como consecuencia de la fuerte presión social, que han ejercido los sindicatos y el propio Gobierno del Principado de Asturias, Danone ha anunciado que, para evitar el cierre, la compañía está dispuesta a vender la fábrica.

«La propuesta inicial era el cierre total, fuimos los sindicatos junto con todos los partidos políticos, ayuntamiento, trabajadores, todos a una, que forzamos aquella semana del anuncio para que contemplaran la opción de mantener los puestos de trabajo y mantener la actividad en la fábrica, aunque sea con otro comprador», ha indicado a MERCA 2 el secretario del comité de empresa del sindicato CSI, Juan Carlos García Rodríguez.

No obstante, el tema que más sigue en el aire es el destino de los ganaderos que abastecen a la fábrica de Danone, ya que la compañía no es clara con lo que finalmente hará con esta situación y parece que quiere desligar el conflicto de los ganaderos del resto de trabajadores de la fábrica. «Lo que no quieren es unificar conflictos, pero al final de una forma o de otra se van a ir deshaciendo de esos ganaderos paulatinamente sin hacer mucho ruido», ha asegurado Rodríguez.

Por otro lado, recientemente Danone ha anunciado que ofrece prejubilaciones, indemnizaciones y recolocaciones a sus trabajadores de Salas.

«Lo que los trabajadores trasmitimos a la empresa es que nosotros seguiremos en la dinámica de indemnizaciones y prejubilaciones, según una edad de corte que tenemos que negociar. Y a partir de ahí, queremos que la empresa nueva garantice los puestos de trabajo a las condiciones de la empresa que compre porque es un hándicap para cualquier empresa tener que ir con la gente subrogada. Entonces, abrimos la vía de liquidación total y lo único que tienen que guardar es el puesto de trabajo a los indemnizados», ha expuesto Rodríguez.

EL FUTURO MÁS INCIERTO PARA LOS GANADEROS

Los ganaderos asturianos, que suministran la leche a la factoría de Danone para la elaboración de yogures y queso fresco, se mantienen a la espera de qué hace al final la compañía. «Danone les ha prometido recoger la leche a los ganaderos hasta el final del contrato que es en octubre. E incluso, les está prometiendo renovar el contrato antes de que finalice», según fuentes de Merca2.

«LO QUE NO QUIEREN ES UNIFICAR CONFLICTOS, PERO AL FINAL DE UNA FORMA O DE OTRA SE VAN A IR DESHACIENDO DE ESOS GANADEROS»

En un principio, Danone indicó a los ganaderos asturianos que la leche se recogería, a pesar del cierre de la fábrica de Asturias. En concreto, la promesa de Danone era llevar esta leche a su fábrica de Valencia. Sin embargo, ahora, parece mejor opción el traslado de este producto a Madrid o a otra zona de Asturias. Lo que vuelve a ser un nuevo mareo para estos ganaderos asturianos, y tal vez, una estrategia que está usando Danone para distraer la atención de estos.

«Les van a recoger la leche un año hasta el 2023, la leche se llevará a una fábrica de Navia (Asturias) o a Madrid a una factoría de Tres Cantos. Eso es lo que dicen que mantendrán el contrato hasta 2023. Lo que no quieren es unificar conflictos, pero al final de una forma o de otra se van a ir deshaciendo de esos ganaderos paulatinamente sin hacer mucho ruido. No es sostenible, no es viable lo que les han propuesto», ha asegurado Rodríguez.

ESPERANDO A UN COMPRADOR ‘CONFIDENCIAL’

De momento, Danone sigue esperando la llegada de un comprado, mientras los sindicatos le exigen que sea un comprador solvente.

«No hay nada, la empresa en ese sentido habla de confidencialidad, por lo que queremos que haya una empresa mediadora para saber que se está haciendo todo lo posible porque exista una venta. Y saber que se está haciendo todo lo posible porque esa venta ocurra. De algunas informaciones sobre este tema nos hemos enterado por los medios de comunicación, por alguna filtración que hubo a algún medio», ha expuesto Rodríguez.

Asimismo, no es la primera fábrica que Danone ya ha cerrado en España y en Europa porque hay casos anteriores.

«Danone ya cerró otras fábricas, por ejemplo, en Canarias y Portugal se vendieron las factorías a otras compañías. Las condiciones que hemos planteado a Danone puede serle interesante porque puede ganar dinero y quedar bien. Claro, tiene que vender a alguien que sea solvente, no a un fondo buitre. Si aparece un comprador sólido y solvente, bien», ha indicado Rodríguez.

«A ver si en realidad compran la empresa y podemos seguir avanzando. La negociación es paralela. Nosotros, en cualquier caso, el tema de jubilaciones e indemnizaciones tenemos que seguir negociando, sea venta, cierre o traslado. Todas las opciones hay que ir trabajándolas», ha explicado Juan Carlos.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas