El litro de leche lo pagan entre 5 y 8 córdobas al pequeño productor de Estelí.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Lecheros en problemas para la venta de su producto. /ALMA LETICIA SÁNCHEZ

Durante este periodo de invierno incrementa la producción de leche y lácteos, lo que provoca una baja en los precios de sus derivados y aunque es bueno para el consumidor final, para el productor en términos económicos no es nada alentador.
Por ejemplo, un pequeño ganadero tiene como promedio entre 2 y 10 vacas paridas, las que debe de alimentar, desparasitar y suministrar vitaminas; no obstante el litro de leche se paga entre 5 y 8 córdobas, lo que es insostenible para poder sobrevivir, según la Asociación de Ganaderos y Productores de Estelí (ASOGPRAE).
Don Ariel Rugama, pequeño ganadero de la zona de Miraflor, es uno de los que sufre el efecto de la baja en el precio de la leche y comenta que si vende la leche en el campo, el precio no supera los 7 córdobas, mientras que la libra de cuajada la pagan entre los 25 y 30 córdobas, lo que resulta insuficiente para cubrir los costos de producción.
“Está súper bajísima, ahorita la leche se la ofrecen a pagar a 7 pesos y a 5 pesos los que entran y si no la da así pues no vende nada, la que la paga mejor es Lala en Managua, está pagando a 13 pesos, pero es un amarre directo con los grandes productores, los pequeños estamos listos”, aseguró Rugama.
Para él es más práctico dejar que los terneros se amamanten antes que perder la leche, puesto que son poco los compradores que están llegando a la zona, debido a la sobreproducción que hay en el mercado. “Yo creo que es mejor vender las vaquitas paridas ahorita que hay un medio zacatito…pero no hacemos nada con vender un litro de leche a 7 pesos y una libra de queso o cuajada a 30 pesos, no se sacan ni los gastos que se hacen”, lamentó.
En tanto, el productor y ganadero Salvador Castillo Montenegro considera que la zona norte no ha sido gran productora de leche ni de lácteos, por lo que se puede deducir que lo que produce es únicamente para el consumo local.
“Lógicamente entre más producción son menos los daños que les puede estar ocasionando a un ganadero, entonces esto se viene a reflejar más en esta zona, sobre todo por qué son zonas secas como les llamamos, en que el productor es poca la leche que saca y es poco el ingreso también, entonces las afectaciones son bien fuertes para un productor porque saca poca leche en relación a aquellos productores que sacan grandes cantidades de leche como lo que sucede en el Caribe Norte, Caribe Sur y la zona de Boaco y Chontales”, explicó Castillo.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas