Las tres organizaciones agrarias más representativas de Zamora, COAG, Asaja y UPA, han anunciado una movilización a las puertas de una de las industrias lácteas de la provincia en protesta por el precio de la leche en origen que se paga al ganadero.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Mientras en Galicia, no se descartan protestas y se pide unidad de todo el sector para denunciar los precios de la industria a los ganaderos.

El acto de protesta de Zamora, que tendrá lugar el próximo 9 de noviembre a las puertas de la industria Lactalis de la capital zamorana, forma parte de la campaña que desarrollan estas organizaciones para reclamar el pago de precios justos a los ganaderos de leche, ha informado este viernes UPA en un comunicado ante la situación que sufren los ganaderos es «insostenible y límite»

Asaja, UPA y COAG han acusado a las empresas lácteas de bloquear una mejora del precio de la leche en origen con el fin de obtener ellas «una gran rentabilidad económica mientras arruinan a los ganaderos» con unos precios que han calificado de «miserables».

Estas organizaciones agrarias han denunciado el incremento «desorbitado» de precios en la alimentación del ganado y de la energía y combustible, sin que los productores puedan trasladar esa subida a los precios que ellos perciben por «un producto de primera necesidad y calidad» como la leche.

Han asegurado que el pago medio por la leche en Castilla y León está entre 33 y 34 céntimos de euro por litro, mientras que el coste de la producción y el mantenimiento de la actividad para los ganaderos asciende a 39 céntimos.

Esa movilización da continuidad a la que estas organizaciones promovieron el pasado mes de agosto en las calles de Valladolid, donde repartieron leche como símbolo de la lucha de los ganaderos de Castilla y León por un precio justo para la leche que producen y por la dignidad de este sector.

EL SLG PIDE UNIDA DE TODO EL SECTOR PARA ESTABLECER UNOS MÍNIMOS IRRENUNCIABLES Y UNA HOJA DE RUTA EN GALICIA

Por su parte, en una asamblea convocada por el Sindicato Labrador Gallego, ganaderas y ganaderos analizaron la situación crítica para el sector de la leche, con un futuro en el que se prevén aún más y mayores subidas en los costes de producción y el inmovilismo de buena parte de la industria, que se niega a reflejar esas subidas en el precio pagado a las granjas. Levantó consenso a decisión de establecer ya unos mínimos irrenunciables y una hoja de ruta a presentar la otros agentes del sector, para desarrollar una estrategia de acción unitaria y constante.

El objetivo marcado por la asamblea es romper con la hoja de precios en que la industria se mantiene instalada y denunciar que las administraciones estatal y autonómica están siendo pasivas e incapaces de velar por el cumplimiento de la ley o de defender a quién trabaja en la producción de leche.

Desde el Sindicato Labrador, representado por su Secretaria General, Isabel Vilalba, y los responsables por el sector de la leche, Manolo Villaverde y Ana Rodríguez, se hizo hincapié en la situación: además de la problemática de costes y precios, muy desfavorable para la Galicia después de cómo va a quedar la PAC, en comparación con otras comunidades de la región cantábrica cuyos gobiernos negociaron cifras mucho más altas.

Representantes de la Asociación Gallega de Cooperativas Agrarias ( AGACA) presentes en la reunión constataron la preocupación existente en el sector por la continuada subida de precios de los insumos, previendo incrementos de hasta el 30% a la altura de febrero o marzo y dificultades en el flete de barcos y en otros pontos de la logística y transporte de materias primas. Por otra parte, hicieron notar que desde su posición a unidad de acción va a ser llave en facilitar el apoyo de la AGACA a las movilizaciones del sector.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas