La rentabilidad y la obtención de valor es el gran reto que tiene el sector lácteo español para, a partir de esa base, afrontar el resto de desafíos futuros como el relevo generacional, la sostenibilidad o la digitalización.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Imagen de una vaca de vacuno de leche. Efeagro/Cedida por Inlac

Así lo ha expresado este miércoles el presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, durante la presentación de la publicación “El sector lácteo en España”, impulsada por esta entidad en colaboración con la Organización Interprofesional Láctea (Inlac) en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El libro analiza en profundidad la evolución del sector lácteo desde 2016, cuando desapareció el sistema de cuotas en la Unión Europea (UE), con la aportación de 40 especialistas que plasman el estado de cada eslabón de la cadena de valor, con aproximaciones relacionadas con aspectos como los cambios en la Política Agraria Común (PAC), la gestión del impacto ambiental o el consumo.

“El gran reto es la rentabilidad”, ha aseverado Baamonde, quien ha abundado en que esta “ya no es tanto la mejora de la competitividad” sino la generación de valor.

“Creo que este sector, sobre todo, en la parte de la producción, ha hecho los deberes. Debemos enfocarnos en la última milla y analizar cómo podemos agregar valor, que lo da la diferenciación de procesos y productos, y también el posicionamiento de marca”, ha expresado.

Para el presidente de Inlac, Ignacio Elola, también el conseguir la rentabilidad de las explotaciones y la generación de valor está en la base de los retos del sector lácteo.

“Las estrategias de ajustar costes y de ir a márgenes muy pequeños saltan las costuras cuando llega un momento de inflación y eso te pone sobre la mesa que ese tipo de estrategias tienen un recorrido corto. Por lo tanto, hay que generar valor y rentabilidad”.

La tesis es compartida por el director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, José Miguel Herrero, presente en el evento, y quien ha recordado el carácter “estratégico” de la industria láctea.

“Es fundamental generar valor en el sector lácteo. En los últimos años hemos asistido a una devaluación de la leche, y hay que recuperar el valor que tuvieron tanto la leche como los productos lácteos”, ha indicado.

Uno de los coordinadores de la obra, Edelmiro López, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela, que realizó esta labor junto a Manuel Lainez, consultor especializado en innovación agroalimentaria, ha añadido como gran reto el del relevo generacional.

En este sentido, ha opinado que forma parte de un problema más global que es “el futuro de las áreas rurales”.

“A veces el futuro no tiene que ver con el precio percibido por la leche sino por el acceso a servicios en el medio rural. El problema es real y es cómo logramos una igualdad de oportunidades para los habitantes del medio rural”, ha explicado.

OTROS RETOS A FUTURO

La publicación contiene otros retos a futuro para el sector que también se han puesto esta jornada sobre la mesa de debate, como el incremento de los costes (electricidad, carburantes, piensos, mano de obra), así como los efectos derivados de la sequía y la escasez de recursos hídricos, continuando con su apuesta por la sostenibilidad y la economía circular.

Asimismo, se ha ahondado en necesidad de atraer talento y fomentar el relevo generacional para garantizar su continuidad, fomentando la formación y la cualificación de los productores en el manejo y la gestión de las explotaciones.

Baamonde ha destacado la reconversión que ha experimentado esta industria, adaptándose a los diferentes retos como la globalización, las mejoras tecnológicas y las nuevas políticas comunitarias, y ha apuntado también como desafío a futuro la internacionalización, sobre todo fuera de la UE.

DATOS DEL SECTOR

La publicación consigna que España se posiciona como una potencia europea por la dimensión y eficiencia de su estructura, con más de 20.600 ganaderos dedicados a la producción de la leche, una facturación anual de 13.000 millones de euros y el aporte de más de 60.000 puestos de trabajo directos.

Al respecto, Edelmiro López ha destacado el aumento significativo que ha experimentado una vez desaparecidas las cuotas lácteas, llegando a representar un valor económico total próximo al 1 % del PIB español.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas