Rabobank se anima a pronosticar un buen año, e incluso habla de ganancias para la industria láctea y los productores australianos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un nuevo documento titulado “En búsqueda de la historia” Rabobank se muestra más optimista que lo acostumbrado. Ya desde el título deja una señal, que en los primeros párrafos se explica, son tan buenas las previsiones que si estas expectativas se cumplieran, sería la primera vez desde que comenzó la evaluación comparativa hace 15 años que tres temporadas consecutivas se han superado los objetivos del sector.

La clave está en los precios

Según los números que maneja el banco, la temporada 2019-20 fue positiva, la 2020-21 repitió rentabilidad y la temporada 2021-22 está “encaminada” para obtener resultados igualmente sólidos.

Es más, a esta altura del año la situación global se muestra mejor que el año pasado. Si bien la incertidumbre relacionada a la pandemia no ha desaparecido, sí ha disminuido.

Los desafíos globales de carga y logística, que estaban complicando las perspectivas y la dinámica del mercado, desaparecerían a mediados de 2021, lo que despejaría las pocas nubes que observan los analistas en el horizonte.

Tres temporadas con precios sostenidos y rentables sería un registro histórico para Australia ya que según el informe el retorno a la rentabilidad fue “notable” después de un período prolongado de bajos márgenes.

Desde acá miramos y nos preguntamos, tendremos en algún momento tres años seguidos de rentabilidad???

Te puede interesar

Una respuesta

  1. Los últimos 5 años han sido malos en varios sentidos, con la gran salvedad de pandemia mundial el último. Y los 4 1eros años de ese período, han sido muy malos en casi todos los sentidos.
    Por eso es muy importante que los medios de comunicación SIEMPRE opinen e informen objetivamente.
    Gracs, saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas