Las perspectivas para la producción de leche siguen siendo moderadas a pesar de los fuertes precios en el tambo.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Las últimas previsiones para 2022 sugieren un crecimiento anual del 0,6% en el suministro de leche, equivalente a 1.800 millones de litros de leche adicionales. Esto sigue a un año de bajo crecimiento en 2021, con una producción de leche estimada* que aumentó un 0,9 % para el año.

*Dic-21 datos estimados

Los altos costos de los insumos, la escasez de mano de obra y los crecientes requisitos de ecologización están compensando el impacto de los altos precios de la leche en la actualidad. Sin alivio a la vista en la inflación de costos, al menos durante la primera mitad de este año, hay pocos incentivos para que los granjeros busquen mayores rendimientos de leche.

El clima favorable durante los picos de primavera podría aumentar ligeramente la oferta, pero la perspectiva general para los costos de alimentos, fertilizantes y energía sigue siendo alcista, lo que limita cualquier respuesta significativa de la oferta a corto y mediano plazo. Otros factores, como la disponibilidad de mano de obra, los retrasos en los envíos y los requisitos ambientales, seguirán desempeñando un papel en el crecimiento de la producción, aunque sus impactos serán a más largo plazo y menos claros.

El aumento limitado en el suministro de leche continuará respaldando los niveles de precios actuales, con cierto potencial de aumentos adicionales a medida que la demanda continúa recuperándose a sus niveles previos a la pandemia. Sin embargo, existen algunos riesgos de una demanda más débil debido a nuevos brotes de Covid o una reducción de las compras a medida que los compradores agotan algunas de las existencias de seguridad que se tienen en respuesta a los retrasos en las entregas.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas