España |24 julio, 2019

Nestlé | El viaje de Nestlé a la Luna

La compañía apoyó la misión Apolo 11 hace medio siglo.

La misión espacial Apolo 11, que tuvo lugar a finales de la década de los 60, contó con el apoyo de Nestlé. En concreto, un laboratorio asociado a la agencia espacial estadounidense pidió a la compañía de alimentación producir alimentos compactos y sin migas.

Las migas son un elemento no definido en el espacio. No solo son una molestia, sino que por la ingravidez en la cápsula espacial también suponen un peligro: pueden meterse en los ojos de los astronautas o, peor aún, ir hacia los paneles eléctricos, donde podrían provocar un incendio.

El informe de la NASA fue muy específico: los cubitos de comida no se debían desmigar ni un poco. No solo no tenían que desprender migas, sino que también tenían que tener un cierto valor nutricional, contener una cantidad fija de grasa y ser sabrosos.

Nestlé aceptó el desafío y lo superó. Los cubitos espaciales de Nestlé, hechos completamente de productos naturales concentrados, se presentaron en cuatro sabores: fresa, cacahuete, coco y chocolate y cumplieron con los estrictos criterios nutricionales definidos por la NASA. Además, eran lo suficientemente pequeños como para comerlos de un solo bocado.

Estos cubitos espaciales no fueron los únicos productos de Nestlé que llegaron ya que el café Taster’s Choice, el equivalente estadounidense de Nescafé Gold, “aterrizó” en el menú de los astronautas.

Beber café en el espacio tenía importantes desafíos: la reducción de la presión del aire en la cápsula espacial significaba que el agua hervía a una temperatura más baja, lo que hacía más difícil de lo normal que el café se disolviera, pero eso no desalentó a los astronautas a obtener su dosis de café.

Misión Solar Impulse
Asimismo, unas décadas más tarde de haber prestado su experiencia en nutrición a la histórica misión Apolo 11, Nestlé apoyó también el Solar Impulse, el primer intento de volar alrededor del mundo en un avión con energía solar, desarrollando comidas y snacks pensados para los pilotos.

Mientras volaban, los pilotos comían alimentos nutricionalmente personalizados, todos investigados, desarrollados y suministrados por Nestlé, desde risotto de hongos y gratinado de patatas hasta yogures y cereales para el desayuno.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas