Desde el sector pecuario mexicano han expresado que el incremento en los precios de los alimentos, incluida la proteína animal, no obedece a factores locales, sino internacionales, por lo que este tipo de medidas no tienen el efecto esperado por las autoridades.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que su administración no descarta la alternativa de eliminar los aranceles a las importaciones de alimentos, esto como una medida para combatir la inflación, la cual actualmente es de 7.3%.

En su conferencia matutina del jueves, supuso que con estas acciones, virtualmente mejorarían los precios de la proteína animal y los granos en el mercado doméstico, lo que tendría como consecuencia un beneficio para la economía mexicana.

Estas declaraciones fueron hechas pese a que desde el sector pecuario anteriormente han asegurado que tales medidas no tienen un impacto directo en el consumidor, pues el alza de valores en los productos, deriva de factores internacionales y no locales.

A mediados del año pasado, la Secretaría de Economía (SE) anunció que incrementaría los cupos de importación de cárnicos, con la finalidad de estabilizar el mercado nacional y frenar el aumento en los precios de estas proteínas.

En ese entonces, desde la Organización de Porcicultores Mexicanos (Opormex), la Unión Nacional de Avicultores (UNA) y la Asociación Mexicana de Productores de Carne (AMEG), aseguraron que estas acciones no tendrían el efecto buscado por las autoridades, y que las medidas oficiales deberían estar orientadas a disminuir la dependencia del extranjero.

Pese a esto, a inicios de 2022 la SE determinó extender una prórroga con vigencia hasta el 30 de junio para los cupos de importación libres de arancel de carne de cerdo y res, argumentando que con esto ayudarían a contrarrestar desequilibrios logísticos y la escasa disponibilidad de contenedores cárnicos a nivel mundial.

EL PRECIO DE LA CANASTA BÁSICA PECUARIA AL ALZA

De acuerdo con el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), al cierre de la primera quincena de marzo, el precio de los productos pecuarios en la Canasta Básica experimentó un incremento de 9.7% en comparación con el mismo periodo de 2021, quedando en un promedio de 87.5 pesos por kilogramo.

Este crecimiento fue impulsado en gran medida por las alzas registradas en los cárnicos bovinos (18.3%), el tocino (13.7%) y la leche pasteurizada (12.1%), siendo los mayores aumentos dentro de la categoría.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas