Adecoagro adquiere esquema agroindustrial de Viterra en Uruguay.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
María Eugenia Vilas, Agencia Camaleón

“No hay dudas de que los precios son estructurales”, opinó Mariano Bosch, co-fundador de Adecoagro. “Pueden subir o bajar un poco, pero la necesidad de alimentos y energías renovables en el mundo es clara, y esa es la gran oportunidad que tenemos”, sostuvo.

De todos modos, el empresario argentino, manifestó estar convencido de que “tenemos que buscar la eficiencia y no producir a cualquier costo, logrando hacerlo de forma sustentable y agregando valor”.

Mariano Bosch es co-fundador de Adecoagro, empresa argentina con 20 años y que desde 2011 cotiza en bolsa, con producciones en Argentina, Uruguay y Brasil en materias primas como caña de azúcar, lácteos, granos y arroz, entre otros rubros.

En uno de los últimos anuncios de resultados, se oficializó que Adecoagro está muy avanzado en adquirir los molinos arroceros que eran de Glencore y Viterra en los últimos años, haciéndose cargo del negocio.

“Estamos convencidos que esta región tiene la oportunidad de proveer alimentos de calidad y energías renovables al resto del mundo, contribuyendo además con la huella de carbono”, comenzó diciendo Mariano Bosch a Rurales El País previo a una nueva edición de Protagonistas del Agro, realizado este jueves en Dolores.

Al día de hoy, la empresa cuenta con distintas líneas de negocios. En Brasil, se basa en la producción de caña de azúcar, la cual luego se transforma en azúcar, etanol, energía eléctrica y todos los subproductos vuelven al campo como fertilizante: “gracias a este modelo también vendemos créditos de carbono”, dijo.

En la parte lechera, Adecoagro tiene una producción integrada en Argentina, que va desde las vacas y la producción, a la elaboración de leche en polvo, quesos, leche fluida, chocolatadas y yogur, abasteciendo el mercado interno y buena parte de exportación.

Para los granos, la empresa trabaja con trigo, soja, maíz, girasol confitero y maní, exportando en contenedores con valor agregado o implementando cargas en bodegas de barcos. Parte de la producción se realiza en campos propios y otra en campos arrendados.

Finalmente está la línea de negocios del arroz, donde “desarrollamos genética, producción de campo, tenemos molinos y pensamos que hay oportunidades de abastecer mercados internos de Argentina, Uruguay y Brasil y poder también exportar”, expresó el cofundador de Adecoagro.

Consultado acerca del arroz uruguayo, Bosch dijo que es “de muy buena calidad, respetado y valorado en el mundo”, y la incursión de Adecoagro aquí permite producir variedades específicas que en el mundo demandan. “Aprendemos mucho de lo que se hace acá, donde tienen una cultura arrocera extraordinaria”, afirmó.

PROTAGONISTAS. “Fue una jornada de fiesta para toda la comunidad de Dolores”, comenzó diciendo Juan Ángel de la Fuente, integrante de la AAD, quien agregó que “genera integración entre empresas, participantes, liceo y demás”. El foco de estos encuentros sigue siendo el mismo, y es generar “la cultura agro”, como le llaman desde la Agropecuaria de Dolores, a través de la transmisión de ideas y experiencias, generando más conciencia del sector.

Para cerrar, agradeció especialmente a Juan Bouza, Elizabeth Misa y Mariano Bosch por su presencia, diciendo que es un “reconocimiento” para ellos porque además de referentes son “generosos de compartir sus experiencias”.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas