El bajo poder adquisitivo y la reciente exportación de 3.700 animales de ganado bovino hacia Irak, impide que los venezolanos tengan acceso al producto.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Roger Figueroa, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac) detalló que varios aspectos afectan la demanda del sector lácteo, entre esos, la pérdida del poder adquisitivo, hecho que limita a los ciudadanos acceder a los productos de la cesta básica.
Esta caída se suma a la exportación de ganado bovino por parte de la administración de Nicolás Maduro hacia Irak representado en 600.000 kilos distribuidos entre 3.700 animales de los estados Apure, Guárico, Portuguesa, Cojedes y Aragua.
Figuera señala que cuando sale el producto final, el precio no cubre el proceso de producción. Sin embargo, desea que éste llegue a todos los venezolanos.
La baja demanda de los productos lácteos ha incidido también en el sostenimiento de la nómina del sector que a juicio del Presidente de Cavilac, “implica un esfuerzo mantener a los trabajadores” así como también adquirir los insumos para la fabricación de la leche.
Asimismo, señala que de acuerdo a los análisis de la Organización Mundial de la Salud, el consumo de leche por persona debería oscilar entre 130 a 150 litros por año. En Venezuela, esta cantidad de consumo se ubicaba hace cinco años en 90 litros, mientras que en la actualidad está entre 40 y 45 litros, lo que representa una “caída de un 49%”, agrega.
Por su parte, destaca que la industria láctea nacional fue eficiente durante muchos años y lamenta que ahora el país sea dependiente de los productos del Comité de Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), los cuales son de baja calidad.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas