Argentina |3 enero, 2019

SanCor | En dos meses, la planta de SanCor en Morteros pasará a manos de Adecoagro

Un juez santafesino avaló el acuerdo preventivo extrajudicial firmado por la cooperativa con sus acreedores privados. Ahora se terminará de ejecutar el “Plan SanCor” de transferencia de activos en todo el país. Impacta en Córdoba y en la provincia de Buenos Aires, principalmente.

La láctea SanCor Cooperativas Unidas Limitada recibió de la Justicia santafesina un aval a las gestiones para transferir dos de sus sucursales operativas, una de ellas ubicada en la provincia de Córdoba, al grupo Adecoagro.
Según confirmó la empresa, el juez Civil y Comercial de segunda Nominación de la ciudad de Rafaela, Duilio Hail, dictó la sentencia homologatoria del Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE), en el expediente número 107 de este año. A partir de esa resolución, la empresa tendrá un plazo de 60 días hábiles para el pago de los montos acordados, correspondiente a las deudas.
El aval judicial permite ahora el traspaso de las plantas de Chivilcoy (Buenos Aires) y Morteros (Córdoba) a la multinacional brasileña Adecoagro, tal como estaba acordado con la cooperativa.
Previo a la presentación en la Justicia, en abril pasado, los socios de la cooperativa habían aprobado en asamblea las quitas de hasta 60 por ciento para pasivos de hasta 500 mil pesos, los pagos directos a quienes contaban con deudas de hasta 150 mil pesos; y la consecuente presentación de los APE que abarcaban 72,97 por ciento de los acreedores, correspondiendo a 69,73 por ciento del capital adeudado.
De todas maneras, al aprobarse esta instancia se procederá a la cancelación de deuda con quienes no hayan acordado el proceso de APE, e incluso otros acreedores, entre ellos gobiernos provinciales y Afip.

De esta forma, se avanza en el denominado “Plan SanCor”, que incluyó la reducción de la cantidad de empleados conforme un esquema de retiro voluntario, el desprendimiento de cuatro plantas -Brinkman, Córdoba (depósito importante de quesos y acondicionamiento de materia prima para seleccionarla por calidad); Coronel Charlone, Buenos Aires (elabora roquefort); Moldes, Córdoba (queso pasta dura para exportación y mercado interno) y Centeno, Santa Fe-, la venta de acciones de Arla Foods, la venta de 10 por ciento del negocio de frescos restante a Alimentos Refrigerados SA, junto con dos marcas y el centro de distribución Córdoba. Recordemos que en medio de todo el proceso se presentó una oferta de Adecoagro, que -en principio- era para comprar 90 por ciento de la cooperativa.
Sin embargo, con el transcurso de los meses se reconvirtió la intención también aprobada el último día de octubre, quedando en la adquisición de dos plantas -Chivilcoy (Buenos Aires) y Morteros (Córdoba) y dos marcas (Angelita y Las Tres Niñas) propiedad de SanCor, con lo cual a partir de ahora se podrá avanzar en el desembolso de 45 millones de dólares, e incluso el traspaso de instalaciones y de empleados, en un plazo que se podría estimar en dos meses.
En diálogo con la prensa santafesina, una fuente de la cooperativa aseguró: “Es un gran paso adelante en este proceso de transformación que inició la cooperativa. A partir de este hito sólo restará finalizar el acuerdo con Adecoagro, con la transferencia de activos de trabajadores. Eso lleva un tiempo. Cuando se termine, se abrirá otro camino para SanCor, seguramente un camino más recto. Todo en el marco de las serias complicaciones que tiene el sector lácteo”, subrayó.

SanCor, otrora una pujante empresa nacional, comunicó hace un mes el cierre de su planta en Bahía Blanca. Alrededor de 50 trabajadores debieron optar entre una indemnización o una promesa de traslado a la planta principal ubicada a más de mil kilómetros, en Sunchales, provincia de Santa Fe.
Esta noticia se produjo a sólo 20 días del cierre de su otra planta en Neuquén. En solo tres años, la empresa ya redujo su personal a menos de la mitad, pasando de 5.100 a menos de 2.000 trabajadores.
Cada nuevo cierre de una planta propia estratégica para la cooperativa genera problemas en la logística de distribución de sus productos en la región donde se produce el cierre, lo que termina afectando al conjunto de la actividad. Según el sindicato Atilra, las indemnizaciones serán pagadas en 18 cuotas. Estos trabajadores vienen de padecer un año sin paritarias, cobrando sólo 85% de su sueldo.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas