APROVAL consultó a un centenar de asociados acerca de cómo están enfrentando la emergencia sanitaria en sus respectivas lecherías. El 97% ha tomado medidas preventivas entre sus colaboradores y a la fecha ninguno reporta casos positivos. El 96% considera que se trata de una enfermedad grave.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Aproval

Dado su carácter “esencial” como proveedor de un alimento estratégico para la población, la producción y procesamiento de leche fue incluida entre las actividades productivas que no han detenido sus actividades durante la emergencia sanitaria decretada por el Covid-19. Sin olvidar que detrás de esta cadena agroalimentaria hay un rebaño de vacas que por exigencias biológicas requiere mantener su rutina de ordeña constante.
En este escenario, la posibilidad de tener las lecherías en funcionamiento ha implicado redoblar los esfuerzos para implementar medidas de prevención a fin de evitar el contagio de los colaboradores que hacen posible la operación de las aproximadamente 1500 lecherías que existen en la región de Los Ríos.
Con el fin de conocer el nivel de información que los productores tienen acerca de esta enfermedad y las medidas que han adoptado al interior de sus empresas, la Asociación de Productores de Leche de la Región de Los Ríos (APROVAL) desarrolló un levantamiento de datos entre sus asociados (del 14 al 20 de abril), que consideró la entrevista telefónica a 100 productores de leche de la región de todos los estratos productivos: 32 pequeños (menos de 500 mil litros/año), 54 medianos (entre 500 mil y 4 millones litros/año) y 14 grandes (sobre 4 millones litros/año).
El presidente de APROVAL, Bruno Rubilar, expresó que fue satisfactorio comprobar que el 97% de los consultados ya ha tomado medidas preventivas al interior de sus empresas, destacando el distanciamiento social (82%), jabón en los baños (74%), uso de mascarillas (68%) y dispensadores de alcohol-Gel (65%).
“Lamentablemente, agregó el dirigente, en muchos casos el acceso a algunos elementos de protección personal como mascarillas y guantes se ha visto dificultado por un tema de disponibilidad nacional, pero de todas maneras, las lecherías se las han arreglado para complementar estas medidas con otras acciones adicionales que han permitido que, a la fecha, entre las empresas encuestadas no existan casos positivos ni sospechosos por Covid-19”,
Entre las medidas complementarias que han adoptado las lecherías de la región figuran controles de acceso a los predios, desinfección de los “externos”, prohibición de visitas a trabajadores que viven dentro del predio, capacitación, división de los equipos de ordeñadores para evitar el contacto entre ellos, desinfección permanente de áreas comunes, implementación de rodoluvios/pediluvios, dejar trabajando solo los colaboradores que viven en el predio y turnos en los casinos para evitar aglomeraciones.
Otro aspecto destacado por el dirigente fue el nivel de información al que han podido acceder los productores para adoptar sus estrategias preventivas al interior de sus predios. “El 92% declaró haber recibido algún tipo de información sobre la enfermedad y entre ellos el 73% recibió información de la empresa a la que vende su leche, un 49% desde APROVAL y un 7% desde la mutual a la que está afiliada la empresa. También hay un 16% de los encuestados que ha contado con el apoyo de un prevencionista de riesgos que lo asesora regularmente.
La encuesta también permitió detectar que el 77% de los productores tiene claro cómo enfrentar un caso de trabajador positivo a Covid-19, el 72% sabe qué protocolo seguir antes de reemplazar en sus funciones a un trabajador positivo o sospechoso y un 73% tiene un protocolo definido para implementar en caso de que la enfermedad afecte a uno de sus colaboradores.
También, sostuvo el presidente de APROVAL, pudimos constatar que la mayoría (93%) ha podido desarrollar sus labores productivas sin inconvenientes mientras que el 7% restante reportó problemas de accesibilidad por cortes de caminos dispuestos por la autoridad, dificultades en el desplazamiento de colaboradores fuera del predio y acceso a elementos de protección personal (fundamentalmente mascarillas y guantes desechables).
“Desde que se inició esta emergencia, como gremio nos hemos sumado a los esfuerzos para apoyar a nuestros asociados, entregándoles información para prevenir el contagio, orientándolos respecto de algunos procedimientos y generando protocolos de acción frente a casos positivos, por lo que nos alegra saber que los productores de leche de la región de Los Ríos están ocupados para resguardar la salud de sus colaboradores y con ello mantener en funciones una actividad productiva estratégica para la región y el país”, concluyó el dirigente regional de los productores de leche, Bruno Rubilar.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas