Argentina |11 abril, 2018

Negocios | ¿Es la revancha de Adecoagro con SanCor?

Muchos ven en el acuerdo que se aprobará en asamblea el jueves la revancha del Fondo de Inversión una revancha de la fallida operación del 2006. Pero, ni Adecoagro es la que era hace 12 años ni SanCor es la misma.

Pasaron casi 12 años de ese noviembre de 2016 y mucha agua corrió bajo el puente de la lechería argentina, y que los mismos nombres propios se vuelvan a cruzar nos puede hacer trazar paralelismos rápidos y evitar que veamos el panorama completo.

El 10 de noviembre de 2016 SanCor presentó en la Comisión Nacional de Valores una carta de intención firmada con Adecoagro, en la misma se consignaba que “SanCor Cooperativas constituirá una sociedad y transferirá todos sus activos y pasivos ligados al negocio lácteo. Realizado ese trámite, el grupo inversor ligado a Soros aportará 120 millones de dólares y pasará a ser titular del 62,5 por ciento de la totalidad del capital emitido y en circulación y de los votos de la nueva sociedad. Por su parte, la cooperativa y sus socios controlarán el 37,5 por ciento restante.”

Todo parecía cerrado, pero la política metió la cola. Menos de un mes después el gobierno de Venezuela firmaba un crédito de 80 millones de dólares a devolver en leche en polvo, luego de un intento de cierta “burguesía” local de quedarse con la empresa, y la negociación con Adecoagro se cayó definitivamente.

¿Cómo se llegó a un cambio tan drástico en el destino de la cooperativa sunchalense? Fundamentalmente la “extrema cercanía de Alicia Castro” con el presidente venezolano, el conocimiento de las necesidades de leche, y un negocio que geopolíticamente le servía más al proyecto de Kirchner fueron determinantes, era un país que hablaba un idioma distinto al de hoy.

Los titulares de todos los medios nacionales en ese momento remarcaban la venta a capitales extranjeros de un emblema cooperativo argentino, hoy casi ningún medio serio titula de la misma forma, cambios de época le dicen.

Soros no está más en el fondo inversor, hoy entre los principales accionistas se destacan el fondo de pensiones de Holanda, el fondo soberano Qatarí o el grupo GIC de Singapur, al parecer el origen de los fondos actuales no asusta a la prensa especializada.

Lo cierto es que al año siguiente Adecoagro terminó incursionando en la industria láctea al quedarse con La Lácteo, empresa que años antes perteneció a la familia Macri, el resultado no fue el esperado, y en 2013 se desprendió de esos activos en lo que parecía la retirada del negocio de procesamiento de lácteos, hoy vuelve a incursionar, esta vez nuevamente con SanCor, pero con condiciones diferentes a las de 12 años atrás.

Es que la política no muestra interés en frenar ningún negocio entre privados, al contrario, los impulsa. Algunas voces en el gobierno santafecino amagaron con protestar por el cambio de manos de una cooperativa emblemática a sociedad anónima, y jugaron fuerte hasta último momento para concretar la llegada de Fonterra, a la postre también cooperativa, tratando de disimular que la opción iba a ser la misma, SanCor se convertiría en SA sea cual sea el inversor escogido.

Dentro de pocos días los socios de SanCor CUL se quedarán con un máximo de 10% de la futura SA, hace 12 años tenían la opción de conservar un 37,5%. No es el mismo escenario, los actores se llaman igual, pero no son los mismos que estuvieron a punto de juntarse en otra Argentina, en otro contexto.

Autor: Damián Morais
Fuente: EDairyNews

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

2 Comentarios

  • ¿ADECOAGRO no es lo que era? ¿Porque se fué SOROS? ¿Porque murió Tompskins? DSigue siendo un FONDO importante y aumentó su número de vacas en ordeño, al contrario de CRESUD, ¿se olvidan de lo que publican?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas