En Costa Rica La marca de fórmula más consumida en el país es Enfamil
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La crisis por la escasez de fórmula o leche en polvo para bebés en Estados Unidos tiene entre 40% y 50% del mercado desabastecido, y está protagonizada por las mismas empresas que lideran el mercado de Costa Rica: Reckitt Benckiser (Enfamil, Nutramigen), Abbott (Similac) y Nestlé (NAN, Nido). En nuestro país el suministro de estos productos ha tenido reducciones temporales.

Entre las razones para la relativa calma local destaca que la mayor parte de las importaciones (cerca del 75%) proviene de México, país que no figura, al menos por ahora, entre los proveedores estratégicos de Estados Unidos para esa categoría.

En febrero se dio el cierre de una de las plantas productoras de Abbott (Similac) en el estado de Michigan, por presunta contaminación bacteriana. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) descartó la contaminación, pero señaló decenas de mejoras impostergables, que obligaron al cierre. A mediados de mayo, la empresa y la autoridad llegaron a un acuerdo para la reapertura condicional de la planta, aunque su producción comenzará a llegar de nuevo al mercado en junio y estaría lejos de resolver la escasez.

En Costa Rica La marca de fórmula más consumida en el país es Enfamil, que en la suma de todas sus presentaciones acapara el 35,9% del mercado. Le siguen la familia Similac y en tercer lugar todas las presentaciones de Nan. (Vea: Mercado local) EF envió consultas a las empresas responsables de cada marca: Reckitt no respondió; Abbott envió una declaración mediante una firma de relaciones públicas en el país: “Los productos de nutrición de Abbott que son distribuidos en Costa Rica, no se ven afectados por la escasez de fórmula infantil en Estados Unidos. Estamos haciendo todo lo posible para abordar la escasez de fórmula infantil en Estados Unidos”.

Nestlé (Nan) sí accedió a proporcionar información. Germán López, director de Nestlé Nutrition para Centroamérica, explicó que en Estados Unidos el aumento de la demanda, producto del retiro de productos Abbott, ha provocado desabastecimientos temporales también en algunas de sus líneas de leche en polvo para niños.

“Para ayudar a solucionar la escasez nacional de leche de fórmula infantil (en Estados Unidos), Nestlé ha aumentado la capacidad de producción, en la medida de lo posible, y está trabajando con los minoristas para ponerla rápidamente en las estanterías para garantizar que los pequeños puedan obtener la leche de fórmula que necesitan. Actualmente Nestlé no presenta desabastecimiento en Costa Rica”, afirmó López.

Las fórmulas infantiles que comercializa Nestlé en Costa Rica provienen de México, Holanda y Alemania.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas