La constante alza en los insumos obligará a un aumento de $5 mínimo por kilogramo de queso, que se vende entre los $65 y $120 en distintas variedades.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
FOTO: Teresita Rodríguez.

El aumento en precios de productos derivados de la leche es urgente para los productores, debido a que el encarecimiento de los insumos le ha mermado en las ganancias y la actividad perdió su rentabilidad, manifestó Antonio Lizárraga Rivera.

El Presidente de la Unión de Queseros del Quelite admitió la situación por la que atraviesan los productores de leche y queso, que pese a que pagan más por los insumos aguantaron no subir los precios este año como se tenía previsto, pero que se será necesario apenas se inicie el 2022, por lo menos 5 pesos arriba por kilogramo de queso.

«Nosotros la Unión de Queseros estamos esperando, creo que sí se va a dar el ajuste al precio del queso, pero el próximo año mínimo 5 pesos por kilo y, la verdad, sí nos han subido bastante, no hemos apretado el cinturón, casi no tenemos utilidad, pero estamos sobreviviendo», asentó.

El líder de los productores de queso dijo que en su mayoría Mazatlán se aboca a la elaboración de este producto que se vende principalmente en las variedades del tipo fresco y oreado con precios que van de los 65 a 80 pesos el kilogramo, siguiéndole el asadero a 120 pesos.

El tema del incremento de precios tendrá que valorarse para que convenga tanto a productores como a los consumidores, argumentó el productor, pero es un hecho que tendrá que hacerse el ajuste debido a la inflación que han absorbido los queseros para evitar también que bajen las ventas.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas