En dos décadas, del año 2002 al 2022, ha desaparecido el 50 por ciento de los pequeños productores de leche bronca del estado de Puebla.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En ese lapso, la cifra de mini empresarios dedicados a la venta del lácteo pasó de 5 mil a 2 mil 500. La drástica reducción se debe a múltiples factores, pero, principalmente, a que dejó de ser una actividad bien remunerada, como lo era en el siglo pasado.

Hace 20 años los productores percibían un ingreso neto de 6 mil pesos a la semana, y ahora solo reciben 500 pesos aproximadamente, lo que los ha orillado a abandonar el sector para dedicarse a otros oficios con mayores oportunidades económicas, entre los que se encuentran la elaboración de muebles, siembra de alimentos para animales o la renta e incluso venta de sus terrenos.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas