Un relevamiento del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) estimó que el año pasado se habrían exportado más de 3.000 litros de leche en diversas producciones de lácteos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
exportaciones
Nuevo récord Las exportaciones de lácteos crecieron con fuerza en 2022 impulsadas por los buenos precios

La lechería, un sector que resultó duramente castigado por la sequía que dejó La Niña y fue asistido con entrega de subsidios y compensaciones por parte del Gobierno, cuenta por estas horas con la novedad de que la actividad generó un nuevo pico para las exportaciones de productos lácteos. El Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) aseguró que en 2022 se exportaron más de 3.000 litros de leche en forma de leche en polvo, quesos de distintas pastas y otros productos. Se trató de un 26% de la producción nacional.

“Las comparaciones anuales con 2021 son positivas. El récord se da debido a que a la exportación la medimos por el volumen medido en kilos de queso, leche en polvo y demás productos lácteos. De ese modo se llegó a más de 3.000 litros equivalentes, lo necesario para elaborar esos productos terminados”, explicó en diálogo con Infocampo Jorge Giraudo, Coordinador de OCLA.

Jorge Giraudo

La cifra de litros de leche equivalentes se trata de la más alta desde 2011, año en el que el alto precio internacional impulsó la producción. Y 2022 volvió a mostrar la misma tendencia.

El monto total en dólares sigue siendo inferior al del ciclo 2011-2013, ya que en ese lapso de tiempo los precios fueron lo suficientemente altos para generar mayor recaudación pero una menor cantidad exportada que la actual.

“Que haya sido un año récord se debe a que hubo al inicio del año excelentes precios internacionales y nosotros tenemos ya casi establecido que hay un consumo de 8.700 millones de litros de leche o casi 8.800 en nuestro mercado interno, con lo cual todo el resto se trata de exportar”, expuso.

Desde OCLA remarcaron que los datos comunicados son provisorios, ya que fueron elaborados con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) de acuerdo al nomenclador arancelario del Mercosur, a la espera de los datos definitivos de la Dirección Nacional de Lechería.

LITROS DE LECHE SEGÚN PRODUCTO

Cada elaboración láctea requiere de distintas cantidades de litros de leche para ser elaborado. “Generalmente la cantidad utilizada y lo exportado en producto terminado es lineal, pero eso puede modificarse si en algún año en particular si el país exporta quesos con mayor concentración de leche”, estimó Giraudo.

“Por convención las elaboraciones de pasta blanda llevan 7 litros, las semi duras 10 y las duras 14, y eso hace que pueda variar de forma pequeña”, sostuvo.

Puso un ejemplo: “Puede variar porque puede pasar que exportes queso cheddar en bloques de 150 kilos o queso provolone. Esos dos tienen una composición distinta y entonces lo que cambia de un año al otro es el mix de productos que exportás”.

Un queso de consumo popular como la mozzarella requiere al menos de 7 litros de leche por cada kilo elaborado.

EL PARTIDO DE LAS RETENCIONES

En la actualidad la leche en polvo es el principal producto que exporta Argentina hacia el mundo. Se estima que el 48% de los lácteos que se exportan corresponden a leche en polvo comercializada en bolsas de 25 kilos. En este producto las retenciones cobradas por el Gobierno Nacional son de 9%.

“Todo litro de leche que no se comercialice en el mercado interno tendrá como destino el mercado externo. Y a las retenciones del 9% en este producto hay que sumarle el cobro de impuestos internos, que tienen una devolución. La cual cayó del 3% al 0,75%, y por eso el reclamo del sector es: ‘no me des compensaciones, devolveme lo que me sacás’”, estipuló Giraudo.

En materia de quesos la exportación actual es del 4,5%. Semanas atrás el secretario de Agricultura Juan José Bahillo había explicado el por qué de aplicar compensaciones al sector en lugar de una baja de retenciones.

“Sin embargo no avizoramos que existan cambios en los próximos tiempos”, lamentó el coordinador de OCLA.

En otros aspectos, Giraudo se despegó de la idea de que la lechería sea considerada una economía regional.

Es una economía nacional y así lo muestra. No es como el vino en Mendoza o la zafra en el norte. Acá se produce en tambos en cualquier provincia. Pero eso es una cuestión conceptual y deberían funcionar sin derechos de exportación y generar recursos y que se usen para obras públicas y pagar buenos salarios”, redondeó.

EL MAPA DE LAS EXPORTACIONES

Los lácteos exportados por la Argentina tienen a la leche en polvo como principal producto y a Brasil como su principal destino. Sin embargo, el medallero se completa con otros productos y destinos.

Según OCLA, entre enero y diciembre la actividad se conformó así:

  • Leche en polvo: 48,0%
  • Quesos de diferentes pastas: 23,1%
  • Dulce de leche, manteca, aceite butírico, suero, y otros: 17,7%
  • Lactosa, caseína, yogures: 11,2%

Los principales destinos fueron:

  • Brasil: 30,7% 
  • Argelia: 21,9%
  • Chile: 7,9%
  • Rusia: 5,2%
  • Estados Unidos 3,6%
  • China 3,5%
  • Perú 3,0%
  • Otros (más de 10 destinos): 24,2%

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*