Gracias a una mejora importante en el precio por litro de leche que percibieron los tamberos al cierre del primer cuatrimestre del año, los ingresos brutos en dólares corrientes de los tambos por la remisión enviada a las distintas plantas industriales totalizaron US$ 231 millones, y superó en US$ 39 millones (+20%) los US$ 192 millones de igual período de 2021.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Este dato surge de una proyección de La Lechera tomando en cuenta la caída en la remisión a planta de casi 4% que registró Conaprole en abril y el precio promedio que pagó a sus socios por la remisión de ese mes.

El precio promedio por litro de leche remitido a plantas en el período enero-abril se ubicó en US$ 0,40 por litro, esto es una mejora 7 centavos respecto a los US$ 0,33 que percibieron los tamberos por su producción de leche en el período enero-abril de 2021. En términos históricos, el valor por litro de leche en dólares que percibieron los productores este año aún está 3 centavos por debajo del año récord del 2014 cuando los tamberos obtuvieron un promedio de US$/litro 0,46 en el período enero-abril.

Precisamente, ocho años atrás la facturación bruta en dólares se había ubicado en US$ 255 millones, es decir, todavía US$ 14 millones por encima del registro de 2022, que es el segundo mejor de la serie histórica.

Los mayores ingresos corrientes de los tamberos se dieron en un contexto donde la remisión a planta caerá a una tasa cercana al 2% en el período enero-abril en la comparación interanual (unos 10 millones de litros menos).

La salida de la cadena de la multinacional Olam —era el principal remitente a planta de Uruguay— ha pasado facturado en este arranque de año y provocará una caída en la remisión de leche a Conaprole cuando cierre su ejercicio el próximo 31 de julio.

Además, el arranque de año fue complicado desde el punto de vista climático, lo que provocó una retracción más allá de lo habitual en la finalización del verano.

Más dólares, pero rinden menos

Ese segundo mayor cuatrimestre en el precio en dólares que percibieron los tamberos por su producción todavía no se traslada en una ganancia de rentabilidad. El índice de Poder de Compra de la leche cayó 1% en marzo respecto a febrero. Con un valor de 82, quedó 18% por debajo del año base marzo 2014=100. Según el Inale, el incremento del precio de la leche que los tamberos recibieron en marzo (+3,4%) fue superado por la suba de los costos (+4,3%).

En la comparación con marzo del año pasado, el poder de compra se ubica 9% por arriba, ya que el precio superó al alza acumulada de los insumos durante el último año.

Así, mientras que el precio de la leche medido en dólares corrientes al productor aumentó 32% respecto a marzo del año pasado, el poder de compra de la leche lo hizo apenas 9,3%. Es decir, que esos mayores ingresos que obtuvieron los tambos fueron absorbidos en buena medida por la suba de los costos para producir.

En este arranque de año los tamberos han contado como aliado una caída del dólar de 8%, algo que ayuda a amortiguar parcialmente las fuertes subas de costos que están dolarizados (semillas, fertilizantes, concentrados, insumos y rentas en algunos casos). Sin embargo, no está claro que el tipo cambio mantenga su sesgo bajista en la medida que la Reserva Federal de EEUU a comenzado a endurecer su política monetaria (elevando el costo del dinero) para contener la inflación.

La otra pata relevante que todavía tiene un futuro incierto es el mercado internacional de los lácteos, ya que en las últimas semanas las noticias no fueron del todo alentadoras. Si bien los remitentes de Conaprole tienen asegurado un precio piso hasta el 31 de julio (cuando finaliza su ejercicio), no está claro cuáles serán las señales de precios al tambero para el arranque de la próxima primavera, la zafra de mayor producción de leche que tiene el país.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas