Fonterra anunció un pago de precio de leche de apertura récord para sus tamberos para la próxima zafra (2022/23) respaldado por una fuerte demanda continua de productos lácteos y una oferta global limitada.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La cooperativa espera pagar a sus socios entre NZ$ 8,25 y 9,75 por kilogramo de sólidos lácteos para la temporada que comienza el próximo mes. El punto medio de NZ$ 9 por kgMS (US$ 5,86 o $ 234), que se paga a los tamberos, supera el récord anterior establecido el año pasado de NZ$ 8 por kgMS.

La empresa láctea más grande del país ha aumentado su pago previsto a los productores cuatro veces esta zafra ya que el escaso suministro de leche sustenta la demanda del principal producto de exportación de Nueva Zelanda. La disrupción en Ucrania, China y Sri Lanka ha afectado los precios de las subastas mundiales recientes, pero espera que esos impactos sean a corto plazo.

“La perspectiva a largo plazo para los lácteos sigue siendo positiva, a pesar de los recientes eventos geopolíticos y relacionados con el covid-19 que impactaron la demanda global a corto plazo”, dijo el director ejecutivo de Fonterra Miles Hurrell.

“Por el lado de la oferta, se espera que el crecimiento de las principales regiones productoras de leche siga limitado, ya que los altos costos de alimentación, fertilizantes y energía continúan afectando los volúmenes de producción. Se espera que estas dinámicas de demanda y oferta respalden los precios de los lácteos en el mediano y largo plazo”, según Fonterra.

Sin embargo, Hurrell dijo que la empresa estaba operando en un entorno global cada vez más volátil y que está gestionando una gama de riesgos más amplia de lo habitual.

“Esto incluye el potencial de más impactos de covid-19, los mercados financieros y la volatilidad de las divisas, las presiones inflacionarias globales, un mercado laboral más estricto, tasas de interés en aumento, eventos geopolíticos, así como el posible impacto en la demanda de los precios más altos de los lácteos”, alertó.

“Es por eso que nuestro rango de pronóstico para 2022/23 es tan amplio en este punto de la zafra”, añadió.

Fonterra reiteró su pronóstico para la zafra actual de entre NZ$ 9,10 y NZ$ 9,50 por kgMS. El punto medio de NZ$ 9,30 por kgMS sería el pago de leche más alto desde que se formó Fonterra en 2001, algo que ha inyectado casi NZ$ 14 mil millones en la economía de Nueva Zelanda.

Sin embargo, los altos precios de la leche a los productores y las interrupciones globales han afectado la rentabilidad de Fonterra. La compañía informó una caída del 22% en las ganancias a NZ$ 472 millones (unos US$ 308 millones) durante los nueve meses hasta fines de abril, pero mantuvo su pronóstico de ganancias para todo el año de NZ$ 25 a NZ$ 35 centavos por acción.

Te puede interesar

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas