Argentina |25 junio, 2018

Industria | Fuerte presión de La Serenísima habría hecho dar marcha atrás en la decisión municipal de aplicar la tasa láctea en Trenque Lauquen

No fueron pocos los que se han preguntado por estas horas como es posible poner en “stand by” la aplicación de una tasa votada en el legislativo distrital dentro de un paquete que – seguro – ya debe tener promulgación.

También si existe desde hace años, porque fue aplicada solo alguna vez. Consecuentemente, en consultas que realizamos, La Serenísima – muy especialmente – parecería gozar de privilegios que la mayoría de los ciudadanos no posee.

En lo que pareciera haber puesto a la Sociedad Rural como ariete, la compañía láctea La Serenísima logra el objetivo que se propuso para que se congele, al menos por un tiempo, la aplicación de la tasa para las usinas lácteas por el uso de los caminos rurales, que fuera creada durante una de las administraciones de Jorge Barracchia, en el distrito de Trenque Lauquen. El gravamen, se aplicó poco tiempo. La ordenanza, existe. Se la desempolvó en este 2018. Reflotada tiene un efecto del 0,02 por ciento sobre lo que ya pagan los industriales. Teniendo en cuenta lo que recibe diariamente de los tamberos, la láctea con asiento en General Rodríguez es la que más tendría que oblar: un monto anual que se acercaría a los ocho millones de pesos (8.000.000).

En virtud de la decisión que las autoridades municipales habían transmitido a algunos directivos de la compañía – según pudo saber nuestro Grupo Periodístico – sin hacerlo con los representantes de ruralistas en el distrito, el diario La Nación publicó una nota donde “refritó” el comunicado breve y contundente de la Sociedad Rural trenquelauquenche (entregado a los medios locales muchas horas después) donde expresa malestar por la aplicación desde el primero de Julio de la medida que fue ratificada por el Concejo Deliberante, en el paquete Fiscal e Impositivo de este ejercicio. El matutino porteño, siempre distinguido por su compromiso con el sector y las corporaciones, tradujo lo expuesto en supuestas entrevistas. No se mencionó el nombre de ningún productor. El panorama, entonces, se recalentó y surgieron ríspideces en el buen vínculo de la administración de Miguel Fernández con los hombres de campo. A partir del miércoles se realizaron reuniones, desembocándose en una de especial importancia. En esta última se encontraron la secretaria de la Producción, Clarisa Fabris y los dirigentes ruralistas, Ignacio Kovarsky y Matías Cardini, entre otros.

En declaraciones que formuló a Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5), la funcionaria municipal expresó que “nos juntamos con directivos de la Rural. Les comenté como, desde nuestro ángulo, habían sido las cosas. Llegamos a lugares de acuerdo. Esta y otras tasas, que existen de mucho tiempo, fueron revisadas por el equipo del municipio y como se modifican cada dos años se puede hacer uso de ellas, si se necesita”. Mencionó, también, que “a esta tasa se le modificó el valor, y pasó del kilo de grasa butirosa al litro de leche. En los planes no estaba hacerla efectiva de inmediato. No está en el presupuesto, con lo cual se podía trabajar a futuro, no de inmediato. Esto que se generó fue una pena por la falta de comunicación”.

No fueron pocos los que se han preguntado por estas horas como es posible poner en “stand by” la aplicación de una tasa votada en el legislativo distrital dentro de un paquete que – seguro – ya debe tener promulgación. También si existe desde hace años, porque fue aplicada solo alguna vez. Consecuentemente, en consultas que realizamos, La Serenísima – muy especialmente – parecería gozar de privilegios que la mayoría de los ciudadanos no posee. Si bien las Pymes del distrito de Trenque Lauquen también deberían pagarla, la compañía que ahora tiene participación de Arcor en su manejo, es la que puso el “pie en el acelerador” para evitar la implementación.

La publicación en el matutino de los Mitre–Saguier, se supo, habría producido que el ministro de Agroindustria de la provincia, Leo Sarquís, rompiera con su descanso del Día de la Bandera y mantuviera contactos con las autoridades de Trenque Lauquen, a los fines de ponerse al día de lo que estaba aconteciendo. Aunque no se conocieron los alcances de los diálogos mantenidos, se especula que contuvieron la siguiente sugerencia: “no aplicarla”. Las grandes industrias tienen muy en claro que lo que más duele a cualquier gobierno, es que temas como este se nacionalicen. En el caso del Nacional y Provincial ya tienen variopintos problemas de carácter económico para que se le “sumen” otros.

En tanto, los intendentes municipales de la región que utilizan los caminos rurales de este distrito, habrían salido en la búsqueda de Miguel Fernández y su equipo, trasladando esta inquietud: “La Serenísima va a hacerles pagar ese 0,02 por ciento a los productores”. En lo que se interpreta como un manejo sutil de la compañía de referencia, hasta se ha llegado a transmitir a grandes medios que “hay otros intendentes dispuestos a aplicar una tasa similar, si prospera lo encarado por Trenque Lauquen”.

En todo momento, durante estos días, la Sociedad Rural trenquelauquenche ha tratado de despegar su postura de la principal industria láctea existente en esta región de la provincia de Buenos Aires, con una planta que funciona dentro de los más altos estándares internacionales, haciendo hincapié en los productores y en las Pymes. Quienes miran la política y la economía, en detalle, están convencidos que actúo como vocera.

La lechería atraviesa serios problemas, por los altos costos de los servicios e insumos, como por el bajísimo precio del producto que reciben de quienes tienen la “manija”, argumentando siempre la cantidad de fuentes de trabajo que poseen. Desde una posición que transforman en “social” los grandes industriales del sector lácteo, siempre han apelado a su poder de lobby para frenar todo aquello que represente “peligros” para su presente y futuro. Las Pymes no cuentan con las mismas armas, aunque siguen haciendo esfuerzos para demostrar su relevancia. Por lo tanto, aunque hayan salido, también, al cruce de la postura del gobierno de Trenque Lauquen, habrían estado muy lejos de poder incidir en lo que aparece hoy como una especie de marcha atrás.

Autor:
Fuente: INFOECOS
Link: http://www.infoecos.com.ar/index.php/fuerte-presion-de-la-serenisima-habria-hecho-dar-marcha-atras-para-la-decision-municipal-de-aplicar-una-tasa-lactea-en-trenque-lauquen/

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas