La Organización Interprofesional Láctea (INLAC) destaca la importancia del sector lácteo como impulsor de la economía y el empleo, la lucha contra la despoblación, la protección del medio ambiente y la nutrición saludable.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Organización Interprofesional Láctea (INLAC) quiere poner en valor el sector lácteo, dado su papel estratégico y esencial para la sociedad y el medio ambiente. Y es que los profesionales de la ganadería, cooperativas e industrias son una garantía de autoabastecimiento de leche, yogur, quesos y otros derivados lácteos; unos alimentos saludables vitales para una adecuada nutrición y, a su vez, esenciales para el desarrollo económico de amplias zonas rurales del país, también en Asturias, indisolublemente vinculada durante siglos a la mejor leche de calidad.

Asturias es un referente en la producción de leche de calidad. De los más de 12.000 ganaderos de vacuno de leche que hay en España, más de 1.500 pertenecen a esta comunidad, con una producción que oscila entre los 43.0000 y 50.000 toneladas mensuales.

“El sector lácteo es esencial y e imprescindible para luchar contra la España Vaciada. Además, no olvidemos que es el único medio de vida de buena parte de nuestros pueblos, especialmente en las áreas de montaña, sin otras alternativas económicas”, ha declarado el presidente de INLAC, Ignacio Elola.

Las cifras hablan por sí solas. En 2020, Asturias produjo casi 571.000 toneladas de leche de vaca, el 7,7 % del total nacional, sólo superada por Galicia, Catilla y León, Cataluña y Andalucía. Se consolida como principal comunidad productora de la cornisa, a la que sigue Cantabria, con cerca del 6 %. Además, Asturias es un referente en innovación y cuenta con algunas de las industrias y cooperativas más importantes y prestigiosas del país, tanto en el segmento de la leche líquida como en el de elaboración de quesos, yogures y postres lácteos.

Los productores quieren llamar la atención sobre los valores que envuelven al sector lácteo, imprescindible para la economía, el empleo, el desarrollo rural y también para prevenir incendios forestales, sin olvidar que son un factor capital para luchar contra el imparable avance de la despoblación.

Desde la localidad de Gozón, Ramón Artime (Asaja Asturias) recuerda que hay una realidad, que no debemos perder de vista: “Aunque pueda parecer que los sectores agrícola y ganadero tienen una limitada posibilidad de creación de nuevos puestos de trabajo, la ganadería es absolutamente estratégica y es vital para el medio rural y para el país”.

“En la juventud está el futuro. Yo creo que lo hay que hacer son políticas para apoyar a los que hoy están produciendo en el campo. En los últimos años, hemos conseguido poner en los lineales productos de calidad y a un precio que todo el mundo podía ir a comprar y alimentarse”, ha subrayado Artime.

Buenas prácticas ganaderas y bienestar animal

Además, el veterinario Isaac Álvarez destaca que las buenas prácticas se han implantado en todas las ganaderías, incluyendo aquéllas que garantizan el bienestar animal: “La máxima en la mente de los productores es mantener a la ganadería en unas condiciones en las que puedan desarrollar su comportamiento natural de una forma normal. Se evita en todo momento que puedan sufrir hambre, sed, dolor, miedo o angustia”.

Esta situación ha venido generada, según Álvarez, por una doble exigencia: en primer lugar, la normativa vigente en la UE y España, las más exigentes a nivel mundial, ha motivado que el sector interiorice este tratamiento adecuado a las vacas y otros animales.

Pero, al mismo tiempo, responde también el interés de los propios ganaderos y veterinarios, “que entienden a la perfección que contar con animales sanos y bien atendidos es clave para el bienestar animal, la productividad y rentabilidad de las granjas e incluso para la prevención de enfermedades”, concluye este profesional veterinario.

Tres lácteos al día

Existe un amplio consenso entre la comunidad médica y científica, las guías alimentarias de ámbito nacional e internacional, y organismos como la Fundación Española de la Nutrición, que coinciden en apuntar la necesidad de consumir tres lácteos al día en todas las edades, desde la niñez hasta la tercera edad. Deben tomarse entre dos y tres raciones, si hablamos de niños y adultos, y entre tres y cuatro en el caso de embarazadas, mujeres lactantes, adolescentes, deportistas o ancianos. Una ración de leche equivaldría a 200-250 mililitros (una taza o vaso), mientras que la ración de yogur serían 250 gramos (2 yogures). La porción de queso semicurado o curado rondaría los 30 gramos y, la de queso fresco, sobre 60 gramos. Con estas pautas, serían fácilmente alcanzables las tres raciones al día, de media.

El poder de este ‘superalimento’ asequible es incuestionable. Un vaso diario de doscientos mililitros de leche de vaca proporciona a un menor de cinco años el 21 % de sus necesidades de proteínas y el 8 % de calorías y nutrientes. La leche y los productos lácteos –subrayan desde INLAC- constituyen el grupo de alimentos más completo y proporcionan un elevado contenido de nutrientes en relación con el contenido calórico. Asimismo, presentan una composición muy equilibrada, aportando proteínas de alto valor biológico, hidratos de carbono (lactosa), grasa, vitaminas liposolubles y minerales como calcio y fósforo. Además, ayudan a prevenir enfermedades.

Es destacable el papel positivo de los lácteos para el crecimiento, en el embarazo o durante la lactancia, así como en la osificación o para la generación de masa magra. La leche y sus derivados también son aconsejables en la prevención del síndrome metabólico, cáncer de colon o vejiga y diabetes tipo 2. Además, las últimas evidencias científicas muestran que los consumidores habituales de grandes cantidades de leche no tienen niveles elevados de colesterol, de acuerdo con un artículo publicado en el “International Journal of Obesity” en base a tres grandes estudios de población con más de 2 millones de personas.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas