Han ido seleccionando las vacas con genotipo A2A2, que son las que producen de forma natural una materia prima que carece de la proteína que produce problemas digestivos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Llevaban cuatro años trabajando en secreto. Querían dar un paso más en una carrera de fondo que emprendieron en el 2014, cuando se unieron para constituir Leite Noso y poder comercializar directamente la leche que producían, y que aceleraron con la compra de las marcas Deleite y Muu que habían pertenecido a Alimentos Lácteos en una puja que ganaron en octubre del 2015. Ahora esos 48 meses de sigiloso y duro trabajo han dado un fruto: Deleite A2A2. Esta es, como explicó el director ejecutivo de Leite Noso, Pedro González, la primera leche producida exclusivamente por vacas con genotipo A2A2 y comercializada a gran escala en España por una empresa que, además, pertenece a los ganaderos. Desde ayer está ya en el mercado.

Y la gran distribución no le ha dicho que no. De hecho, coincidiendo con el lanzamiento de este producto, la compañía ha aprovechado para ampliar su red de distribución en la comunidad al entrar en los supermercados de Froiz y Gadis. A partir de ahora Deleite, además de Galega 100%, solo será A2A2 y Muu se quedará como marca para la leche convencional que distribuirán fuera de Galicia. Y pronto, como avanzó Pedro González, esperan lanzar otros productos elaborados con leche A2. Una explotación gallega comercializa como la marca Kalekoi yogur artesanal con materia prima de vacas con ese genotipo.

Lo que han hecho los ganaderos de Leite Noso es subirse a un carro del que comenzó a tirar Nueva Zelanda hace más de 15 años y al que luego se fueron sumando países como Estados Unidos, Australia o China. No es la primera vez que Leite Noso mira a esa parte del mundo porque hace unos meses se asoció con el grupo chino Yepper Dairy para la compra de Queserías Prado, en Monforte.

Pero a lo largo de los últimos cuarto años, para dar valor añadido a su leche, han pedido ayuda a quien nunca los ha dejado de lado: sus vacas. Porque no recurrieron al enriquecimiento de la leche con vitaminas o probióticos, sino que volvieron a la «leche original», un producto natural exento de cualquier aditivo.

La leche convencional presenta una combinación de proteínas con dos tipos de betacaseínas A1 y A2, pero hasta hace 10.000 años las vacas solo producían esta materia prima con betacaseína A2. Lo que hace diferente a la leche A2 es que no tiene la betacaseína A1 que cada vez más estudios relacionan con esas molestias digestivas que, según datos de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA),afectan a un 34 % de la población en España. Además, como explican desde Leite Noso, hay algunos estudios que hablan de los beneficios que aporta al sistema inmunológico al reducir, por ejemplo marcadores inflamatorios intestinales.

Partiendo de la base de que un rebaño de vacas frisonas (las raza mayoritaria en las granjas lácteas gallegas) en torno a un 30 % de las vacas tienen el genotipo A2A2, lo que hicieron los ganaderos fue una selección de su cabaña: «Estou nesto dende que empezou hai catro anos —explica Manuel Sandá, socio de Ganadería Sar— e o que fixemos foi genotipar as vacas. Tiñamos un 35 % da cabaña con ese genotipo. A partir deses animais comezamos a facer a recría e agora temos 300 vacas A2».

La materia prima de estos animales ha de manejarse de forma totalmente separada de la leche convencional. Es lo que hacen para marcar la diferencia y sus propios precios. Leite Noso, como explicó González, realiza contratos de larga duración a tres años a los ganaderos a los que paga el litro «5 céntimos por encima del rango de precio más alto que abona la industria». Ayer el precio de un litro de Deleite A2A2 estaba en 0,89 euros en el lineal. Bien es cierto que, como explican desde Leite Noso, durante las primeras semanas habrá una oferta de lanzamiento, pero luego estará en la línea de precios de las marcas premium.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas