El suroccidente colombiano ha sido una de las regiones más golpeadas por el paro. En poblaciones como Guachucal y Cumbal, en Nariño, reconocidas por su producción de leche, los ganaderos están angustiados porque no les recogen el líquido desde hace casi un mes.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Édgar Alirio Moreno, representante de la Asociación de Productores de Leche Indígena de Muellamues (Aprolim), del municipio de Guachucal, contó para este medio la delicada situación que están viviendo debido a los bloqueos que les han impedido vender su leche.

“Alquería no nos está acopiando, por lo tanto no se está recibiendo en el tanque frío el producto. De nuestro resguardo de Muellamues, Alquería tiene un centro de acopio en Ipiales y de ahí la lleva a Palmira para procesarla, pero debido al paro no están pasando”, explicó.

Esta semana se completará un mes desde que se suspendió el acopio a finales de abril. Con una producción diaria de 4600 litros, son casi 120 000 los que se han perdido en este tiempo.

De acuerdo con Moreno, los productores han apelado a las queserías para que adquieran su leche, pero es muy poco lo que han logrado venderles. En cambio, se han visto obligados a desechar la mayoría del líquido, usándolo como abono en el potero o solo regándolo.

Como detalló, no solo los 130 asociados de Aprolim están atravesando la misma situación, sino todos los ganaderos de Guachucal, que a nivel departamental ocupa el segundo lugar en producción de leche, y también los de otros municipios como en Cumbal.

CONtexto ganadero habló con Alirio Chalparizán, miembro de la Asociación Agropecuaria de Lácteos La Chambita en este municipio, quien manifestó su angustia por la falta de ayudas.

“Desde el 28 de abril no están recogiendo leche. Aquí en la zona lo que más se da es papa y ganadería, pero ninguno de esos productos los hemos podido vender. En la asociación, se acopiaban entre 4500 y 5000 litros al día, pero sin mercado, todo eso se ha perdido”, lamentó.

Lo más preocupante para los ganaderos es que a medida que avanzan los días, se acumulan las deudas con los bancos y las obligaciones como los pagos de servicios y de insumos, sin contar con su propia alimentación y sustento. Por eso piden ayuda para remediar esta solución.

“Nosotros vendemos la leche a Alpina, que la lleva de aquí a la planta en Caloto, Cauca. Pero ni Alpina ni Alival ni Colácteos han podido recoger leche”, dijo.

Los ganaderos hicieron un llamado urgente al Gobierno nacional para que resuelva con prontitud los bloqueos, así como también les brinde ayuda para sortear esta crítica situación, pues luego de un mes sin ingresos en medio de una pandemia lo ha hecho todo aun más difícil.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas