El presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, Homero García de la Llata, dijo que ante la reciente compra gubernamental de 20,000 toneladas de leche en polvo de Estados Unidos es urgente establecer una mesa de trabajo que conlleve a un debate más profundo y se encuentren soluciones integrales para mejorar la productividad y competitividad de los lecheros mexicanos.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Foto EE: Archivo

Luego de que el precio de garantía de la leche aumentó a 10 pesos, la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) demandó al gobierno federal respete el pago oportuno a los productores, con el propósito de que el sector enfrente las presiones de inflación a nivel mundial y la competencia de leche en polvo importada.

Homero García de la Llata, presidente de la CNOG, dijo que ante la reciente compra gubernamental de 20,000 toneladas de leche en polvo de Estados Unidos es urgente establecer una mesa de trabajo que conlleve a un debate más profundo y se encuentren soluciones integrales para mejorar la productividad y competitividad de los lecheros mexicanos.

Si bien la importación de la leche en polvo tiene el objetivo de reducir los precios al consumidor y compensar el abasto, los industriales demandan de apoyos para enfrentar las condiciones de sequias, aumento en el precio de los alimentos de los animales y la menor venta.

El gremio ganadero instó al gobierno de Andrés Manuel López a implementar programas que permitan vincular a la Secretaría de Economía, la Secretaría de Agricultura (Sader) y a LICONSA (ahora Segalmex) para que la oferta nacional de leche alcance a cubrir la demanda a los mejores precios en beneficio de la sociedad, pero al mismo tiempo los ganaderos mexicanos obtengan una ganancia justa por su trabajo; y de esta manera, caminar hacia la autosuficiencia del país en productos lácteos.

El pasado martes, Leonel Cota, titular de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) anunció el aumento en el precio de garantía de la leche, que pasó de 9.20 a 10 pesos. De hecho, recordó que en el 2018 había un precio de 5.70 pesos, el cual pasó a 8 pesos durante el primer año de la actual administración, a 9.20 pesos en el segundo año y este año a 10 pesos.

No obstante, la queja de los lecheros es que no se les paga de manera oportuna, lo que provoca pérdidas y rezagos en la producción nacional. En este sentido, el presidente del CNOG confió en que efectivamente se respeten estos precios a los productores nacionales.

García de la Llata recordó que tras las presiones derivadas de la pandemia por el Covid-19, la guerra en Ucrania, el encarecimiento de los insumos y las sequías en diversas entidades, “miles de ganaderos lecheros enfrentan condiciones muy adversas que sólo están pudiendo combatir gracias a la determinación por sacar adelante a sus unidades productivas”, expuso.

La organización que representante de 800,000 productores pecuarios mexicanos manifestó su preocupación por la situación que atraviesan muchos ganaderos lecheros del país.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas