Decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, detalló que la institución no realiza un análisis de laboratorio, únicamente, revisa la etiqueta que le mandan.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La empresa Gloria se encuentra en cuestionamientos, luego que se conociera que se emitieron dos pagos para que el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP) avalara la venta de leche evaporada parcialmente elaborada con polvo de leche en una de sus presentaciones.

Antonio Castillo, decano del CNP, reveló durante una entrevista que la institución recibió de la empresa Gloria dos pagos de S/ 170.000, con el fin de que se apruebe esta presentación que viene en los conocidos tarros azules. Asimismo, contó que este proceso estaba a cargo de un comité “cerrado” cuyos datos de los integrantes por seguridad se mantienen en anonimato.

A través de una conversación con TV Perú, el titular del CNP, dejó en claro que la institución que dirige no realiza un examen de laboratorio de cada uno de los alimentos, sino que, únicamente, se limita a revisar la etiqueta que les presenta la empresa interesada, amparado para este particular en el Codex alimentario.

“Dado que las empresas presentan una simple declaración jurada de lo que tienen sus productos, no se hace una evaluación de los nutrientes en laboratorios (…) luego de eso, el comité nos dice si el producto puede ser evaluado y el consejo directivo toma la decisión”, sostuvo.

“Nuestra capacidad no llega para un gasto tan grande, como realizar un análisis de laboratorio”, explicó el directivo.

Además, Antonio Castillo, precisó que el aval no se da por un “simple intercambio económico”, sino que pasa por una evaluación y análisis del producto y sus especificaciones técnicas, “alineado con la normativa vigente del Minsa” y la reglamentación de alimentación saludable.

“El comité de aval es totalmente cerrado. No se conoce a los miembros para evitar que sean condicionados por alguna empresa. Se pueden mencionar (los nombres) al final de esta gestión (Castillo será relevado del CNP el 26 de junio), para conocer a las personas que han evaluado, que son personas probas y con conocimiento de los productos avalados”, afirmó.

Ante estas revelaciones, Castillo, una vez más aclaró que las observaciones realizadas en la Ley presentada por Patricia Chirinos, sobre una presunta disminución de grasas y nutrientes si se incluye solo leche fresca en la fórmula, podrían resolverse, “probablemente”, tomando “un poquito más de leche”. Es decir, si la ración de leche queda corta en materia nutricional, basta con tomar un poco más.

Sin embargo, durante la entrevista, el funcionario evitó mencionar si la leche evaporada elaborada con leche fresca es mejor o no que la versión con leche en polvo, “pues son distintos productos”, acotó de manera escueta.

“Desde su inicio, en el año 2020, el aval ha tenido un costo de S/ 170.000, por la envergadura de este producto, que es de bandera para esta empresa (Gloria). La renovación fue por el mismo monto “,

Cabe precisar que el aval vence este mes de mayo, y debe ser renovado con las nuevas directrices de Midagri.

¿QUÉ RESPONDIÓ LA EMPRESA GLORIA?

Ante esta gran polémica, la empresa de leche Gloria envió una respuesta al portal América Retail, en donde se defiende ante los cuestionamientos y el pago que realizó a CNP.

A través de un comunicado, la sociedad aclaró que solicitó el sello de inocuidad a una institución científica como el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP), en aras de que sus consumidores se informen sobre los beneficios nutricionales de sus productos.

“Leche Gloria S.A., como empresa de alimentos responsable por garantizar productos de alta calidad y buscando mantener siempre informados a sus consumidores sobre los beneficios nutricionales de sus productos, solicitó el aval de una institución científica de prestigio en nuestro país, como lo es el Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP) para su producto Leche Evaporada Gloria”, refirió en un escueto comunicado.

Además, detalló que en 2019 inició un “riguroso proceso” para lograr el aval de la leche evaporada, tal como lo hace la industria de alimentos de “primer nivel” alrededor del mundo.

“Se siguieron los procedimientos establecidos por la institución que incluye la revisión de certificaciones y sustentaciones científicas relacionadas. Se cumplió con todas las exigencias técnicas y, con satisfacción para nuestra compañía, la institución otorgó este aval en el año 2020, el mismo que se encuentra actualmente vigente”, finalizó. (Con información de La República y América Retail).

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas