Ante la falta de apoyo económico para el campo mexicano, aunado al aumento de los insumos, los empresarios lecheros y agroalimentarios, vaticinan un panorama poco alentador para el gremio.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Vicente Gómez Cobo, presidente de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), advirtió que si la Federación no incrementa el presupuesto para el campo mexicano, el panorama para el agro a nivel nacional no es nada favorable, ya que se avecina un problema de desabasto de productos lácteos y agroalimentarios.

Durante la inauguración del séptimo Foro Nacional de Lechería llevado a cabo en el municipio de León, resaltó que los recursos que actualmente destina el gobierno federal al agro mexicano es de aproximadamente 40 mil millones de pesos, cuando anteriormente llegó a ser de 80 mil millones.

Este factor, aunado a la gran inflación de los precios de los insumos, los problemas de logística a nivel internacional, junto con el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, ponen en riesgo que haya producción suficiente de leche y de productos lácteos.

Sufren embates de los commodities

Durante su participación en el evento, Mariano Salceda Servín de la Mora, presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (Canilec), dijo que el sector primario de la leche en el país está sufriendo los grandes embates de los commodities ( costo del oro, la plata, el cobre, el níquel, el platino, el zinc y el aluminio), afectando la rentabilidad de las empresas.

Dio a conocer que desde agosto pasado Liconsa incrementó el costo a los productores de leche en 22% y el resto del mercado hasta en un 35% y 40%, pero señaló que no es suficiente ya que el maíz y la soya han subido sus precios hasta en un 80%.

“Los plásticos y los aceros han incrementado sus precios al triple, el papel y ahora el aluminio al doble”, afirmó.

Afirmó que la situación de los productores de leche en México y en el mundo es muy preocupante a corto y largo plazo, ya que la inflación en todo el mundo está en niveles pocas veces vistos, enfatizando que en México esta llegó al 7.45% en el mes de marzo, mientras que en Argentina el nivel inflacionario llegó a un 50% y en Estados Unidos la proyección es del 8.4%.

“Esto es una situación mundial, no es particularmente de México”.

Además señaló que la demanda de productos lácteos en México y en el mundo presenta una caída considerable.

Señaló que la leche en el 2020 cayó 2.9%, y de diciembre del 2021 al 2022 la caída fue del 4.5%, mientras que las leches saborizadas crecieron un 2.7% después de registrar un 18%.

Los quesos incrementaron su producción del 1.1%, pero después de haber caído 8% en el 2020 por la pandemia, y gracias al regreso de las actividades, registró una recuperación, mientras que el yogurth tuvo una caída del 4.1% en su producción.

* Con información de Jorge Camarillo

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas