Ordeñar tres veces al día no es esencial para mantener una alta persistencia en la producción de leche en vacas Holstein.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Labores de ordeño. / EL NORTE

RESUMEN

El objetivo de este estudio de observación fue determinar el efecto de dos (2x) comparado con tres (3x) ordeñas en un día en vacas Holstein experimentado lactancias prolongadas ≥600 d sobre la producción de leche y la reproducción. Dos grandes hatos lecheros comerciales adyacentes con el mismo tamaño, facilidades, y manejo en áreas calurosas del norte de México (25ºN) fueron estudiados. Vacas en uno de los Hatos (n=214) fueron ordeñadas dos veces al día (2x), el otro hato fue ordeñado tres veces al día (3x; n=245) y ambos grupos fueron ordeñados por al menos 600 días. Para vacas de primera lactancia, no hubo diferencia entre 3x y 2x en la producción total de leche (19796 ±3354 vs. 19269 ± 3652 kg; p > 0.10) en lactancias con un promedio de 696 y 650 días en leche (DEL), respectivamente. Vacas multíparas 3x produjeron más leche total comparado con vacas 2x (20942 ± 3920 vs. 18910 ± 2632 kg; p > 0.01) con mayores DEL (p > 0.01) para 3X (685 ± 117 días) comparado con vacas 2X (631 ± 88 días). Persistencia de la lactancia fue mayor (p > 0.05) en 2x (62 ± 9%) que 3x (60 ± 10%). Dado que el promedio de producción de leche a través de la lactancia completa no difirió entre 2x (29.8 ± 2.0 kg) y 3x (29.3 ± 2.9 kg), se concluyó que dos ordeñas al día es igual de efectiva que ordeñar tres veces al día para alcanzar producciones de leche aceptables en lactancias más allá de los 600 días. Palabras clave: días en leche; ganado lechero; lactancias prolongadas; estrés calórico; duración de la lactancia.

INTRODUCCIÓN

En zonas donde las vacas productoras de leche experimentan estrés térmico en la mayor parte del año, el estrés calórico impacta negativamente la habilidad de preñar una vaca antes de los 100 días pos-parto y esta infertilidad conlleva a extender la lactancia de manera involuntaria (Mellado et al., 2016).

Las ventajas de las latencias prolongadas son pocos partos por vaca por año que reducen el número de días secos por vaca por año y resultan baja incidencia de enfermedades pos-parto y por eso, pocas vacas en peri-parto pueden mejorar la salud animal, lo que mejoraría la longevidad de las vacas (Sehested et al., 2019).

Materiales y métodos

Datos de producción de leche desde el 2016 al 2018 fueron obtenidos de dos establos lecheros adyacentes. (>2500 vacas en ordeña) en el norte de México. En uno de los establos las vacas se ordeñaron dos veces al día (2x) mientras que en el otro establo las vacas fueron ordeñadas tres veces al día. (3x). Estos establos lecheros se ubican en el noreste de México (25° N) en una zona caracterizada por altas temperaturas diurnas en primavera, verano, otoño (alrededor de 40 °C) e intensa radiación solar con una precipitación media anual de 230 mm. Las vacas en ambos establos fueron ordeñadas mecánicamente dos veces (0500 y 1700 h) y tres veces al día (0000, 0800, y 1600 h), y las producciones fueron grabadas electrónicamente en cada ordeña para todas las vacas y fueron usadas para calcular la producción de leche a 305-d y producción de leche total.

RESULTADOS

Los tratamientos de producción de leche son mostrados en el cuadro 1. A pesar de la paridad, incrementarla frecuencia de ordeño de 2x a 3x elevan la producción de leche a 305-d por 648 kg (6%; p < 0.01) y, como se esperaba, vacas multíparas producen 1623 kg más de leche 305 días que vacas primíparas. Vacas con 2x alcanzaron su pico de producción de leche más tarde (p < 0.01) en la lactancia (79 d) que vacas 3x (64 d). Hubo una interacción entre la paridad y los días al pico de producción de leche (p < 0.01). La media de los días en producción de leche fue superior en vacas primíparas 2x que en vacas multíparas; lo opuesto ocurrió con ordeños de tres veces al día.

La producción de leche al pico fue superior en vacas 2x (p < 0.02) que en vacas 3x, igualmente vacas multíparas presentaron una mayor (p < 0.01) producción de leche al pico de lactancia que vacas primíparas. Vacas 3x produjeron 470 kg más (p < 0.05) de leche desde los 305 DEL hasta el final de la lactancia que vacas 2x.

EEM= Error estándar de la media; FO=Frecuencia de ordeño; Lact= lactancia; 2x=dos ordeñas al día; 3x= Tres ordeñas al día.

DISCUSION

Aunque esto no fue un ensayo de tratamientos completamente al azar, el presente estudio fue considerado adecuado metodológicamente por el gran número de datos usados y porque incluye un apropiado grupo que provee buena estimación de los efectos de los tratamientos. A pesar del número de lactancias, la duración de la lactancia fue significativamente mayor para vacas 3x que vacas 2x, y para ambos grupos, la media de la duración de la lactancia fue 669 días. Esta respuesta parece estar relacionada al pobre rendimiento reproductivo en vacas 3x que en vacas 2x. Hatos lecheros ordeñándose 3x en el sureste de EUA tuvieron una tendencia a tener más días abiertos, largos intervalos de partos y mayores servicios por preñez que hatos ordeñando 2x (Smith et al., 2002). En el presente estudio, vacas 3x requieren un mayor de SC que vacas 2x, lo que nos conduce a un mayor intervalo del parto a la concepción y consecuentemente lactancias más largas.

En este estudio, la paridad no influencio en la duración de la lactancia, lo que no está de acuerdo con estudios previos que indican que la edad de la vaca (número de lactancia) es un factor fuerte que influencia la proporción de lactancias prolongadas (Sawa and Bogucki, 2009), al parecer debido a altas persistencias observadas en primíparas comparado a vacas multíparas (Miller et al., 2006). Sin embargo, de acuerdo a estudios anteriores (López et al., 2015), vacas primíparas presentaron una mayor persistencia que vacas multíparas, lo cual indica que la duración de la lactancia fue principalmente influenciada, más bien, por la preñez temprana de las vacas que por la paridad.

El pico de producción de leche fue mayor en vacas 3x que 2x. El incremento en la producción de leche desde el parto al pico de producción de leche es debido al incremento de la actividad secretora por las células secretoras más que por la acreción de celular epiteliales suplementarias (Capuco et al., 2003). Los resultados del presente estudio sugieren que el incremento en la frecuencia de ordeño, incrementa la actividad secretora de las células epiteliales, lo que resulta en una mayor producción de leche al pico de lactancia.

Existe plena evidencia que prueba que vacas altas productoras ordeñadas más frecuentemente que dos ordeños diarios significativamente tiene mayores rendimientos (Smith et al., 2002; Österman and Bertilsson, 2003; Stelwagen et al., 2013). Los resultados del presente estudio reafirman este hecho porque ordeñar 3x incrementa la producción de leche a 305-d para vacas multíparas y vacas en su primera lactancia por 5.9% y 6.1% comparado con 2x. Estudios de campo evaluando tres ordeños, reportaron una mayor respuesta en la producción de leche por lactancia (12-15%); Smith et al., 2002; Vijayakumar et al., 2017) comparado con el presente estudio. Otros factores de manejo no definidos en la frecuencia de ordeño tiene que tomarse en cuenta para algunas diferencias de la reducción de producción de leche en este estudio.

Cuando se considera la producción de leche total, vacas 3x producen las leche que vacas 2x, lo cual está de acuerdo con Sorensen et al., (2008), pero observando la producción de leche/día durante toda la lactancia no se encontró diferencia entre vacas 3x y vacas 2x. Esto implica que ambos grupos de vacas tuvieron una baja tasa de disminución de leche, lo que nos conduce a altas persistencias más allá de 600 días de lactancia. La persistencia de la lactancia no es únicamente debido a la habilidad de la vaca de mantener la actividad secretora de leche después del pico de lactancia. Pero es también a consecuencia del desarrollo postparto de la glándula mamaria y la creación de tejidos conforme la producción de leche se reduce al final de la lactancia (Dessauge et al., 2011). La producción de leche de vacas con ≥600 DEL fue marcadamente alta en ambos grupos, vacas 2x y vacas 3x, lo que permitió a algunas vacas extender su lactancia alrededor de los 1000 días, con una media de producción de leche total de 19714 kg. Esta producción de leche es acerca de un 20% mayor que la producción de leche alcanzada en estudios previos con vacas bien alimentadas con rangos de lactancia desde 486 a 680 días (Van Amburgh et al., 1997; Grainger et al., 2009).

CONCLUSIONES

A pesar que ordeñar tres veces al día en lugar de dos, resulta en un incremento en la producción de leche total durante toda la lactancia, este estudio encuentra que lactancias prologadas rentables (acerca de 30 kg de leche/día por más de 600 días) pueden ser alcanzados con dos ordeños al día.

Por lo tanto, ordeñar tres veces al día no es esencial para mantener una alta persistencia en la producción de leche en vacas Holstein altas productoras experimentando lactancias prolongadas bajo sistemas de producción intensiva. Estos resultados también indican que tres ordeños al día tienen un efecto negativo sobre la tasa de concepción al primer servicio y servicios por preñez, dos contribuidores bien conocidos de las lactancias prolongadas. Sin embargo, lactancias prolongadas pueden ser parte de una estrategia de manejo más que el resultado de la inhabilidad de conseguir preñar las vacas.

REFERENCIAS

Andersen, J. B., N. C. Friggens, K. Sejrsen, M. T. Sørensen, L. Munksgaard and K. L. Ingvartsen. 2003. The effects of low vs. high concentrate level in the diet on performance in cows milked two or three times daily in early lactation. Livest. Prod. Sci. 81: 119-128.

Auldist, M. J., G. O’Brien, D. Cole, K. L. MacMillan and C. Grainger. 2007. Effects of varying lactation length on milk production capacity of cows in pasture-based dairying systems. J. Dairy Sci. 90: 3234–3241,

Berry, D., N. C. Friggens, M. Lucy and J. R. Roche. 2016. Milk Production and Fertility in Cattle. Ann. Rev. Anim. Biosci. 41: 269–290,

Capuco, A., S. E. Ellis, S. A. Hale, E. Long, R. A. Erdman, X. Zhao and M. J. Paape. 2003. Lactation persistency: insights from mammary cell proliferation studies. J. Anim. Sci. 81: 18-31.

Dessauge, F., V. Lollivier, L. Finot, S. Wiart, E. Cutullic, C. Disenhaus, S. Barbey and M. Boutinaud. 2011. Effects of nutrient restriction on mammary cell turnover in lactating dairy cows. J. Dairy Sci. 94: 4623-4635.

García-Ispierto, I., F. López-Gatius, P. Santolaria, J. L. Yániz, C. Nogareda and M. López-Béjar. 2007 Factors affecting the fertility of high producing dairy herds in northeastern Spain. Theriogenology 67: 632-638.

Grainger, C., M. J. Auldist, G. O’Brien, K. L. MacMillan and C. Culley. 2009. Effect of type of diet and energy intake on milk production of Holstein-Friesian cows with extended lactations. J. Dairy Sci. 92: 1479–1492.

Hernandez, L. L., J. L. Collier A. J. Vomachka R. J. Collier and N. D. Horseman. 2011. Suppression of lactation and acceleration of involution in the bovine mammary gland by a selective serotonin reuptake inhibitor. J. Endocrinol. 209: 45–54.

Kolver, E. S., J. R. Roche, C. R. Burke, J. K. Kay and W. Aspin. 2007. Extending lactation in pasture-based dairy cows: genotype and diet effect on milk and reproduction. J. Dairy Sci. 90: 5518-5530.

Lehmann, J. O., L. Mogensen and T. Kristensen. 2017. Early lactation production, health, and welfare characteristics of cows selected for extended lactation. J. Dairy Sci. 100: 1487–1501.

Lehmann, J. O., L. Mogensen and T. Kristensen. 2019. Extended lactationsin dairy production: Economic, productivity and climatic impact atherd, farm and sector level. Livest. Sci. 220: 100-110.

López, S., J. France, N. E. Odongo, R. A. McBride, E. Kebreab, O. Alzahal, B.W. McBride and J. Dijkstra. 2015. On the analysis of Canadian Holstein dairy cow lactation curves using standard growth functions. J. Dairy Sci. 98: 2701-2712.

Marett, L. C., M. J. Auldist, P. J. Moate, W. J. Wales, L. K. Macmillan, F. R. Dunshea and B. J. Leury. 2015. Response of plasma glucose, insulin, and nonesterified fatty acids to intravenous glucose tolerance tests in dairy cows during a 670-day lactation. J. Dairy Sci. 98: 179-189.

Marett, L. C., M. J. Auldist, W. J. Wales, K. L. MacMillan, F. R. Dunshea and B.J. Leury. 2017. Responses of plasma glucose and nonesterified fatty acids to intravenous insulin tolerance tests in dairy cows during a 670-day lactation. J. Dairy Sci. 100: 3272–3281.

Marett, L. C., M. J. Auldist, W. J. Wales, K. L. MacMillan, F. R. Dunshea and B. J. Leury. 2018. Plasma glucose and nonesterified fatty acids response to epinephrine challenges in dairy cows during a 670-d lactation. J. Dairy Sci. 101: 3501–3513.

McNamara, S., J. J. Murphy, F. P. O’Mara, M. Rath and J. F. Mee. 2008. Effect of milking frequency in early lactation on energy metabolism, milk production and reproductive performance of dairy cows. Livest. Sci. 117: 70-78.

Mellado, M., J. M. Flores, A. De Santiago, F. G. Veliz, U. Macías-Cruz, L. Avendaño-Reyes and J. E. García. 2016. Extended lactation in high-yielding Holstein cows: Characterization of milk yield and risk factors for lactations >450 days. Livest. Sci. 189: 50-55.

Mellado, M., E. Sepulveda, C. A. Meza-Herrera, F. G. Véliz, J. R. Arevalo, J. Mellado and A. De Santiago. 2013. Effects of heat stress on reproductive efficiency of high yielding Holstein cows in a hot-arid environment. Rev. Colomb. Cienc. Pec. 26: 193-200.

Miller, N., L. Delbecchi, D. Petitclerc, G. F. Wagner, B. G., Talbot and A. Lacasse. 2006. Effect of stage of lactation and parity on mammary gland cell renewal. J. Dairy Sci. 89: 4669-4677.

Moate, J., S. R. O. Williams, M. C. Hannah, L. C. Marett, M. J. Auldist, J. L. Jacobs and W. J. Wales. 2017. Partitioning of dietary nitrogen in response to feeding cereal grain supplements to dairy cows during four periods of an extended lactation. Anim. Prod. Sci. 57: 1520–1524.

Murney, R., K. Stelwagen, T. T. Wheeler, J. K. Margerison and K. Singh. 2015. The effects of milking frequency in early lactation on milk yield, mammary cell turnover, and secretory activity in grazing dairy cows. J. Dairy Sci. 98: 305–311.

Norgaard, J., K., Theil, M. T. Sorensen and K. Sejrsen. 2008. Cellular mechanisms in regulating mammary cell turnover during lactation and dry period in dairy cows. J. Dairy Sci. 91: 2319–2327.

NRC-National Research Council. 2001. Nutrient Requirements of Dairy Cattle 7th ed Washington, DC: National Academic Press.

Österman, S. and J. Bertilsson. 2003. Extended calving interval in combination with milking two or three times per day: effects on milk production and milk composition. Livest. Prod. Sci. 82: 139–149.

Patton, J., D. A. Kenny, J. F. Mee, F. O’Mara, D. C. Wathes, M. Cook and J. J. Murphy. 2006. Effect of milking frequency and diet on milk production, energy balance, and reproduction in dairy cows. J. Dairy Sci. 89: 1478-1487.

Rajala-Schultz, J., N. Gott, K. L. Proudfoot and G. M. Schuenemann. 2018. Effect of milk cessation method at dry-off on behavioral activity of dairy cows. J. Dairy Sci. 101: 3261-3270.

Rodríguez-Godina, I. J., J. E. García, J. Mellado, L. Morales-Cruz, V. Contreras, U. Macías-Cruz and L. Avendaño-Reyes, M. Mellado. 2021. Permanence time in the herd and milk production of Holstein cows with up to five successive extended lactations. Trop. Anim. Health Prod. 53: 141-248.

Sawa, A. and M. Bogucki. 2009. Effect of extended lactations on cow milk and reproductive performance. Archiv Tierzucht 52: 219-229.

Sehested, J., C. Gaillard, J. O. Lehmann, G. M. Maciel, M. Vestergaard, M. R. Weisbjerg, L. Mogensen, L. B. Larsen, N. A. Poulsen and T. Kristensen. 2019. Review: extended lactation in dairy cattle. Animal 13: 65-74.

Smith, J. W., L. O. Ely, W. M. Graves and W. D. Gilson. 2002. Effect of milking frequency on dhi performance measures. J. Dairy Sci. 85: 3526–3533.

Sorensen, A., D. D. Muir and C. H. Knight. 2008. Extended lactation in dairy cows: Effects of milking frequency, calving season and nutrition on lactation persistency and milk quality J. Dairy Res. 75: 90–97.

Sorensen, M. T., J. Norgaard, K. Theil, M. Vestergaard and K. Sejrsen. 2006. Cell turnover and activity in mammary tissue during lactation and the dry period in dairy cows. J. Dairy Sci. 89: 4632–4639.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas