Quesos, mantequillas y sueros lideran las compras en el extranjero en los primeros siete meses de 2021, mientras las leches en polvo registran caídas a la fecha.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Según datos publicados por Odepa, en un avance del boletín de comercio exterior del sector lácteo, el valor de las importaciones de productos lácteos entre enero – julio de 2021 registró un aumento de un 37,3% en relación a igual periodo del año anterior, alcanzando un total de US$ 295,2 millones.

Manteniendo cifras históricamente altas, las compras en el extranjero, según informa Fedeleche, crecieron en US$ 80,1 millones respecto a las registradas en el mismo lapso de 2020, y corresponden principalmente, a las categorías de los quesos y en menor medida a las mantequillas y demás preparaciones en base a productos lácteos.

En términos físicos, las importaciones de productos lácteos subieron en un 29,7% hasta 88.027 toneladas.

Origen de las importaciones

Entre los cinco principales países de origen de estas importaciones, Nueva Zelanda sigue en el primer lugar con una participación de mercado de un 9,0%. En los primeros siete meses del año, los embarques neozelandeses sumaron US$ 53,6 millones, lo que representa un incremento de un 5,1% respecto del año pasado, equivalente a un aumento interanual de US$ 2,6 millones.

Estados Unidos se mantiene en segunda ubicación con una participación de un 8,9%, con importaciones avaluadas en US$ 52,9 millones, lo que supone un aumento de un 21,7% respecto al año previo, equivalente a US$ 9,4 millones adicionales.

En el tercer sitial se encuentra Argentina con una participación sobre el total de un 8,9%. Lo anterior, representa una facturación por US$ 52,5 millones, lo que supone un alza interanual de un 45,7%, con un incremento de US$ 16,4 millones frente al año previo.

Desde la Unión Europa, los envíos de Alemania se mantienen en el cuarto lugar con una participación de un 5,0%. Las ventas del país europeo llegaron a US$ 29,7 millones, representando un aumento de un 60,3%, equivalente a un incremento interanual de US$ 11,1 millones.

En el quinto puesto se ubicó Holanda con una participación de mercado de un 4,0%. Las importaciones de los países bajos sumaron US$ 23,8 millones, siendo este valor un 46,5% más alto que lo registrado el año previo, con un aumento de US$ 7,5 millones frente a 2020.

Importación por tipo de producto – avance enero – julio

Importaciones por producto

La importación de productos lácteos sigue siendo liderada por la categoría de los quesos al concentrar el 59,2% del total entre enero -julio de 2021.

Con una facturación que alcanza US$ 175,8 millones, lo que significa un aumento de un 55,3% con relación al año pasado, las importaciones de quesos subieron US$ 62,9 millones.

En términos físicos, se importaron 43.684 toneladas de quesos, lo que representa un aumento de un 49,1% frente al mismo periodo del año previo.

Esta categoría sigue siendo por lejos la más incidente en el total de productos lácteos importados a la fecha.

En el segundo lugar se situaron las mantequillas, alcanzando una participación sobre el total de un 7,7%. A la fecha, registran un aumento de un 52,1% frente al año pasado, sumando un total por US$ 21,3 millones. En relación al mismo periodo de 2020, las compras de mantequillas en el extranjero se incrementaron US$ 11,8 millones.

En volumen llegan a 4.674 toneladas, lo que representa un alza interanual de un 48,0%.

Los sueros corresponden al tercer producto con mayor participación al suponer un 7,0% dentro del total. En valor se importaron US$ 21,1 millones, lo que representa un aumento de un 19,1% en relación con el año anterior, equivalente a US$ 3,3 millones. Mientras en volumen, se observó un alza de 15,8% hasta 7.570 toneladas.

Las demás preparaciones en base a productos lácteos registran una participación de mercado de un 6,5% dentro del total. Entre enero- julio de 2021 se importaron US$ 19,4 millones, implicando un alza de un 74,0%, equivalente a US$ 8,3 millones. En términos físicos, se adquirieron 6.465 toneladas, lo que representa un aumento de 50,0% respecto del año pasado.

La importación de leche descremada en polvo (LPD) alcanzó una participación de un 5,2%. Hasta el mes de julio, se han comprado en el extranjero US$ 17,5 millones del producto, lo que representa una caída de un 9,5%, equivalente a US$ 1,8 millones. En volumen, se han importado 6.202 toneladas, reflejando una caída de un 17,7%.

En el caso de la importación de leche entera en polvo (LPE) supone una participación de un 4,7%. La facturación de esta categoría sumó US$ 14,2 millones, lo que representa una caída de un 31,5%. En términos físicos se importaron 4.252 toneladas, un 32,8% por abajo del año pasado.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas