La industria de lácteos en México enfrenta el reto de incrementar el consumo de leche y sus derivados, pues el consumo per cápita de lácteos es de 130 litros anuales, cuando la recomendación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura es de 180 litros al año.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En la ingestión de estos productos, nuestro país se encuentra detrás de países como Chile, Argentina, Brasil y Costa Rica.

De igual forma, el sector de lácteos y sus derivados se enfrenta a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM).

“Es necesario que la cadena productiva en su conjunto una fuerza para incrementar el consumo, ya que se trata de un producto sano y nutritivo, por eso es indispensable que se sumen los diferentes eslabones, incluido desde luego el gobierno”, explicó Miguel Ángel García Paredes, presidente de la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (CANILEC) en un comunicado de prensa con motivo del primer Foro Perspectivas del Mercado de los Lácteos.

Respecto a los tratados de libre comercio, actualmente los productores de lácteos buscan tener mayor acceso al mercado estadounidense y canadiense, a través de la eliminación de barreras estatales.

México es el productor número 14 de lácteos y la industria tiene una tasa de crecimiento promedio anual de 1.7 por ciento, según datos de CANILEC.

En febrero pasado, representantes de la Unión Europea y México concluyeron cinco nuevos capítulos en la renegociación para la modernización del TLCUEM, aunque aún faltan consensos en otros temas.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas