Chile |29 mayo, 2018

fallas | Informe de la FNE detecta fallas estructurales de competencia en el mercado lácteo de Chile

Se trata de una investigación de oficio que la Fiscalía Nacional Económica inició en 2011 por la relación existente entre Soprole y Nestlé, según precisa el documento. Fedeleche considera que dicha situación de mercado provoca un efecto adverso sobre el sector primario y afecta de forma negativa el precio pagado a los productores lácteos.

El 4 de octubre de 2011, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) comenzó una investigación de oficio, con el propósito de examinar las relaciones existentes entre las industrias Soprole y Nestlé, en su calidad de competidores en el mercado de aprovisionamiento de leche cruda, y el procesamiento y comercialización de productos lácteos.

Posteriormente, y dentro del curso de la investigación, se presentaron una serie de denuncias y antecedentes adicionales, aportados por la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), un grupo de 630 productores lecheros y cuatro diputados, sobre un eventual ejercicio de poder de compra de las empresas procesadoras de leche, en particular Nestlé, Soprole y Watts.

De hecho, en cartas enviadas por Fedeleche entre 2011 y 2016, se indicó posibles conductas de abuso unilateral o conjunto de poder de compra de leche cruda y presunta coordinación entre Soprole y Nestlé.

PRIMERAS CONCLUSIONES

En este sentido, el fallo entregó una serie de conclusiones donde, básicamente, se detectaron fallas estructurales de competencia de mercado, sin incurrir en un ilícito.

Dentro de las conclusiones señalan que “se observan características de mercado y comportamiento de las empresas correspondientes a una baja intensidad de competencia, verificándose una baja tasa de transferencia de los precios internacionales de productos lácteos al premio interno de compra de leche cruda”.

Sobre este punto, Rodrigo Lavín, presidente de Fedeleche, sostuvo que dicha situación de mercado provoca un efecto adverso sobre el sector primario y afecta de forma negativa el precio pagado a los productores lácteos; lesiona su capacidad de invertir en infraestructura y genética para sobrellevar los vaivenes de este mercado.

Sobre la reducción de la tasa de transferencia de los valores internacionales de la leche al mercado interno, agregó que “las bajas de precios internacionales se trasladan más que las alzas”.

Respecto a una posible colusión entre las empresas mencionadas, desde Fedeleche señalaron que, según lo expresado por la FNE en su fallo, “bajo las actuales condiciones de mercado se posibilita una posición colectiva dominante de los procesadores, lo que se traduce en que éstos tienen la capacidad o los incentivos para no competir entre ellos, sin que se requiera un acuerdo o colusión”.

El documento de la FNE también menciona que existe “una alta atomización de productores, alta concentración en el segmento de procesadores, baja movilidad de productores ante cambios de precios de compra, incremento de costos de productores por sequías y precios de sus principales insumos”, entre otros factores.

POLÍTICAS PÚBLICAS

Por esta situación, la FNE hizo algunas recomendaciones, tales como el incremento de poder de negociación de los productores de leche cruda frente a los procesadores; la reducción de la interdependencia en las decisiones de precios de las empresas procesadoras; y políticas públicas para resguardar los equilibrios de largo plazo del sector productivo.

En este último punto, que se refiere a políticas públicas, se recomienda estudiar y recurrir a la experiencia internacional para buscar la corrección de las anomalías detectadas.

BARRERAS DE ENTRADA

Christian Arntz, presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera (Sago), comentó que “las políticas públicas tienen que ver con el rol subsidiario del Estado, que por un lado entregue las herramientas para que los emprendimientos, que apuntan a que los productores participen en el mercado, puedan soslayar las barreras de entrada y eso sería algo importante como apoyo estatal”.

Quizás uno de los factores más sensibles dentro del fallo es la falta de ingreso de nuevos actores al mercado, las barreras que deben pasar y lo difícil que se hace mantenerse dentro.

De hecho, el documento de la FNE señala explícitamente que en el mercado el último ingreso exitoso de un nuevo entrante con escala de producción relevante corresponde a Surlat, la cual se incorporó como industria procesadora en el año 2000.

Y, por el contrario, se ha observado la salida de algunos competidores más pequeños, la sustitución por otros equivalentes (lo que no constituye entrada neta) y operaciones de concentración que han reducido el número de competidores equivalentes.

Con respecto a este punto, en Fedeleche entienden el ingreso de actores al mercado, como nuevos procesadores que compran y posteriormente comercializan la producción, o el crecimiento de un actor de menor tamaño que incrementa su compra de leche fresca.

“Pero lo que se ha visto aquí no ha sido el ingreso exitoso de nuevos actores, sino que un incremento de productos importados y no de nuevos compradores de nuestra leche”.

Además, Lavín agregó que si bien no existen barreras para la entrada de nuevos actores, las condiciones de entrada son complejas, donde hay una gran burocracia.

Por su parte, desde la SAGO señalaron que efectivamente hay barreras de entrada, como el capital necesario para formar una industria, “también hay temas de marca, hay empresas que están muy posicionadas y no es fácil, pero nada que uno quiera emprender es fácil, aunque eso no quita que se intente”.

Christian Arntz comentó que el proyecto asociativo Campos Australes lo que ha hecho, justamente, es ver distintos escenarios de trabajo conjunto y estudios preliminares, que demuestran que el rubro lechero es un negocio al cual vale la pena apostar, ya que tiene rentabilidad, “por lo tanto, no hay razones para que no funcione una segunda Colun, por ejemplo”.

Ambos representantes gremiales se mostraron más bien conformes con el fallo, ya que reconoce las deficiencias de competencia de carácter estructural en la industria lechera, pero además por los consejos hacia los apicultores, tales como impulsar la asociatividad para resolver la asimetría de negociación.

ASOCIATIVIDAD

Desde hace un tiempo se viene analizando a nivel local y nacional retomar la asociatividad corno una forma de crecimiento y para fortalecer a los pequeños productores.

Al respecto, Christian Arntz sostuvo que para solucionar esta asimetría los productores pueden actuar en conjunto, mejorar su posición negociadora a través de este actuar y también tienen que atreverse a participar en el mercado, que tiene pocos actores y necesita más.

Autor:
Fuente: El Austral de Osorno
Link: https://sago.cl/informe-fne-detecta-fallas-estructurales-competencia-mercado-lacteo-chile/

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas