Argentina |19 febrero, 2018

lecheros | Inició en La Serenísima el plan de lucha de los lecheros

Masiva concurrencia de los trabajadores de la sede central de la láctea a las asambleas llevadas adelante durante el día viernes.

Autor:
Fuente: VDP Noticias
Link: http://www.vocesdelospueblos.com.ar/sindicales/inicio-la-serenisima-plan-lucha-los-lecheros/

Por votación unánime, y a un año de la última negociación paritaria, decidieron iniciar un plan de lucha ante la negativa del sector empresarial de discutirlas para este año. “Apuntamos a despertar el espíritu combativo del resto de los trabajadores lecheros del país, aunque sabemos que hay muchos compañeros que están en el mismo proceso que nosotros” expresó Heber Ríos, Secretario General de Atilra Seccional General Rodríguez.

Durante el día de ayer, jueves 15 de febrero, se realizó dos asambleas masivas de trabajadores de Mastellone Hermanos en General Rodríguez, donde está ubicada la sede central de La Serenísima.

Allí decidieron, mediante votación unánime, iniciar un plan de lucha, posiblemente a partir del 22 de febrero, en respuesta a la negativa por parte del sector empresarial de llevar adelante negociaciones paritarias para el 2018.

La situación es grave, teniendo en cuenta que la última recomposición salarial que tuvieron todos los trabajadores de la industria láctea de nuestro país data aproximadamente de hace un año atrás.

La primera de las asambleas se desarrolló poco después de las 14 horas, y la segunda comenzó a las 22 horas. Ambas estuvieron presididas por el Secretario General de Atilra Seccional General Rodríguez de Atilra, Heber Ríos, también Secretario Gremial del Consejo Directivo Nacional y Referente de la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT. Lo hizo acompañado de Julio Sigales, Delegado General de la Comisión Interna de Delegados de Mastellone Hnos. y Mario Chávez, Secretario Adjunto de la Seccional y delegado General de Logística La Serenísima, Representantes de las empresas lácteas de Marcos Paz y Lujan, y referentes de otras seccionales de Atilra.

Las asambleas comenzaron con un análisis de la situación política y económica de los trabajadores del país por parte de Ríos, y de qué forma las medidas económicas implementadas por el gobierno actual, encabezado por Mauricio Macri, y por los sectores empresariales, están afectando las condiciones de vida de los trabajadores en general y de los lecheros en particular.

En este sentido Ríos fue muy claro al sostener que la discusión no debe centrarse exclusivamente sobre el plano salarial; “no hay una solución posible si no cambia el rumbo de nuestro país. Si no cambian las políticas económicas de nuestro país difícilmente vamos a solucionar el problema de los trabajadores”, afirmaba, agregando que tienen “todo en contra, gobiernos con políticas antipopulares, anti obreras, y un sector empresarial con el pecho inflado y dispuesto a avanzar y a quitar derechos. Nuestra situación es cada vez más alarmante, nos aprietan más y cada vez alcanza menos. Todo lo que teníamos a favor, hoy lo tenemos en contra, hoy no podemos ir a un ministerio de trabajo porque perdemos el conflicto y va a salir y resultar victorioso el sector empresarial. Hacen lo que quieren, avanzan como quieren”.

Números. Salario e Inflación

Uno de los impactantes datos que aportó el dirigente sindical estuvo dirigido a explicar de que forma los niveles inflacionarios del año 2017 menguaron el poder adquisitivo de los trabajadores de la industria lechera. Afirmo que el año pasado los niveles de inflación se posicionaron en un 24,8 por ciento, y que, a pesar de esto, los salarios no sufrieron ningún tipo de modificación desde el 30 de abril del 2017, hasta la actualidad, es decir unos 10 meses sin actualización salarial.

Concretamente, explico Ríos, esto se tradujo en que cada trabajador dejo de percibir, en promedio, unos 10 mil pesos por mes por el lapso de estos 10 meses. Multiplicada esa cantidad de dinero por la cantidad de meses, se determina que la cantidad aproximada de dinero que perdió cada trabajador lechero, en promedio por un año, es de 100 mil pesos.

Por otra parte indicó que contrariamente desde el punto de vista de los empresarios las cifras jugaron a su favor. “Saben que tuvo un superávit importantísimo la empresa, que tuvo resultados alentadores, pero en la redistribución de las ganancias los trabajadores no vimos un peso”.
Decisión Colectiva

El Secretario General de la Seccional General Rodríguez involucró al conjunto de los trabajadores para que sea participe y constructor del camino que elijan transitar de cara a los ataques empresariales y gubernamentales, por lo que remarco que la seccional no iba a tomar ninguna decisión por cuenta propia; “siempre vamos a aceptar el veredicto de la mayoría de los trabajadores. Creo que es una manera sana y no nos vamos a equivocar en las decisiones que tomemos, siempre y cuando escuchemos cual es la demanda de los compañeros a los cuales nos toca representar”, agregaba.

Los puntos sobre los cuales se realizaría la votación eran dos: una de las opciones presentadas fue la de esperar que el sector empresarial, y principalmente el gobierno nacional, tomen la determinación de otorgarle una recomposición salarial a los trabajadores lecheros. La otra, votada unánimemente a favor, la de elaborar y poner en marcha un plan de lucha, de forma gradual, para que la empresa manifieste su posición a cerca del reclamo de los trabajadores y que se convoque urgentemente a la negociación paritaria teniendo en cuenta la pérdida de poder adquisitivo que tuvo el salario real.
Situación paritaria

Según expreso Ríos en las asambleas, las negociaciones salariales están estancadas, con un sector empresario que se rehúsa a negociar. Si bien el dirigente gremial fue excluido de las mesas paritarias, pudo enterarse de que las propuestas realizadas por el sector patronal fueron irrisorias con respecto a los niveles inflacionarios. Desde el mes de enero hasta la fecha se desarrollaron dos reuniones con los mismos resultados negativos.

Conocida es la posición de la gerencia de Mastellone Hermanos de tratar de desentenderse de la problemática al sostener que la negociación es sostenida por la Cámara de la Industria Lechera (CIL), de la cual la empresa forma parte, acatando sus resoluciones. Pero la realidad es que Mastellone hermanos, siendo una de las empresas lácteas más importantes del país tiene una posición preponderante en dicho organismo. En este sentido, el dirigente gremial, y el resto de los trabajadores indicaron que la empresa debe hacer pública su opinión acerca de reclamo.

Ríos también agregó que los niveles inflacionarios de este 2018 pueden situarse alrededor del 22 por ciento, pero que sin embargo se está ofreciendo para la mayoría d las actividades un aumento del 15 por ciento sin cláusula gatillo, porcentaje que el gobierno encabezado por Mauricio Macri intenta imponer como techo al conjunto de los gremios del país; “no vamos a poder recomponer ese 24,8 por ciento que perdimos en el 2017. Pero para el 2018, no deberíamos ceder ningún punto porcentual de lo que vaya a ser la inflación real de nuestro país, y eso es lo que muchos de ustedes nos han trasladados en las diferentes asambleas realizadas”, remarcaba.
Con los dirigentes a la cabeza

Los trabajadores que asistieron a las asambleas manifestaron distintas visiones, aunque todos ellos respaldaron la iniciativa de elaborar un plan de lucha, que comenzaría de forma gradual, y no se descartó la posibilidad de un paro como última medida, en caso de que tanto la patronal como el gobierno no den respuestas a los reclamos.

Algunos trabajadores se mostraron preocupados ante la posibilidad de que la empresa pueda tomar represalias descontando horas o los días de la posibles medidas de fuerza, ante lo que el dirigente se manifestó claramente al señalar que existe la posibilidad concreta de que eso ocurra, aunque se tratara de evitarlo todo lo posible. Si algo quedó en claro durante las asambleas, es que toda medida de lucha implicara posibles consecuencias, como descuentos, apercibimientos y otro tipo de sanciones, sin embargo la lucha se mostró como el único camino real para poder lograr, no solo una recomposición salarial, sino también para poner un freno a los ajustes del gobierno.

La propuesta de comenzar el plan de lucha es una iniciativa de la Seccional General Rodríguez, que también apunta despertar el espíritu combativo del resto de los trabajadores lecheros del país. “Apuntamos a despertar el espíritu combativo del resto de los trabajadores lecheros del país, aunque sabemos que hay muchos compañeros que están en el mismo proceso que nosotros”, puntualizó Ríos.

El dirigente gremial afirmo durante los próximos días se reunirán todos los integrantes de la seccional Rodríguez de Atilra, la comisión interna de Mastellone Hnos. y Logística L.S. los delegados representantes de trabajadores de empresas de Marcos Paz y Lujan, para, en conjunto, acordar el plan de lucha. “Se dijo históricamente que el movimiento obrero va a avanzar con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes. En este caso en particular los dirigentes quieren marchar al frente de los reclamos de los trabajadores, pero necesitan de la colaboración y la participación activa de cada uno de ustedes” indicó.

“Tenemos que luchar hasta lograr el objetivo” continuaba Ríos, que también sostuvo que probablemente, en caso de que se llegue a un paro, la patronal y el gobierno buscaran que se extienda por varios días para que, en caso de desabastecimiento de productos lácteos, puedan justificar una intervención del gremio y la desacreditación publica, como mecanismo de persecución contra dirigentes sindicales y, principalmente, para desarticular los muros de defensa de los intereses de los trabajadores. De hecho se trata de una política sistemática del gobierno de la Alianza Cambiemos, la de demonizar a las organizaciones gremiales para poder dar por tierra con muchas de las conquistas logradas por el movimiento obrero a lo largo de años de luchas.
Movilización del Miércoles 21

Para finalizar, Heber Ríos convoco a todos los trabajadores a movilizarse el próximo miércoles 21 de febrero hasta capital federal, afirmando que la de la próxima semana, no se trata de una convocatoria exclusiva del sector de camioneros, por un conflicto personal, sino de una movilización contra todas las políticas que están quitando y arrebatando los derechos a todos los trabajadores.

“Tenemos varias diferencias con algunos dirigentes que convocaron, pero tenemos bien identificado quien es el verdadero enemigo de todos los trabajadores y de las clases más vulnerables” agregaba, cerrando la asamblea de la tarde cuando, con contundencia, agregó que “paso el tiempo de la resistencia, este tipo de determinaciones que han tomado, refuerzan la posición de esta seccional, que está dispuesta a resistir y a pasar directamente a la ofensiva”.

 

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

2 Comentarios

  • MMMM problemas intestinos de ATILRA, que se están trasladando a la negociación. La paritaria está en marcha podrá ser mejor o peor de lo que ellos buscan. No deben olvidar que siempre estuvieron por encima de la inflación y que esta moderación salarial termina ayudando al sostenimiento de las empresas en crisis, y las que no lo están pueden cumplir mensualmente con salarios pautados. Los muchachos KK les está haciendo mal la justicia así que hay que empezar el plan de lucha antes de aparecer en los medios

  • Memoria selectiva que le dicen …. se olvidan de la recomposición habida en los ultimos 12 años y que además fue “retribuida” con mas ausentismo; mas juicios y jubilaciobes por invalidez; mas defensa de vagos y deshonestos; sostenimiento de personas aun sin necesidad, bloqueos de fabricas; etc. Etc etc.
    Podemos argumentar que los directivos de las empresas tambien tienen responsabilidades (caso Sancor por ejemplo); pero por este tipo de comportamiento pseudo gremial y político (no solo hablan del sueldo sino también de las políticas del gobierno y de la marcha de camiineros) se llevó a la lecheria argentina a la situacion que tiene hoy con muchas empresas en problemas y cada vez con mas problemas para exportar por falta de competitividad.
    Aparte, quieren despertar en “espiritu combativo” eso ya demuestra que solo van tras el conflicto como modelo de conducta.
    Ahora se preocupan por el ministerio de Trabajo cuando hasta ahora (en todas sus delegaciones s) venian trabajando como “escribanias” del sindicato.
    Esta bien y es razonable querer tener un buen ingreso; pero me parece que en la lecheria de hoy el principal desafío es como se la hace competitiva y sustentable.
    No olvidarse que solo en Sancor “sobran” 2.000 personas.
    Ademas, me parece que hay gente en Atilra que ya esta trabajando para posicionarse en ina pisible carrera sucesoria ……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas