Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía se ha mostrado favorable a esta unión de la que ha dicho «deja huella para la competitividad del campo andaluz»
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Covap
El acuerdo suscrito por las cooperativas Covap (Pozoblanco) y ALBA (Albolote) para avanzar paulatinamente en la transformación y comercialización conjunta del volumen de leche de vaca que los ganaderos de ambas entidades producen, supone el 88% de litros de Andalucía.
Con esto se pretende una mayor concentración de la producción láctea de la región, que en 2021 sumó 574 millones de kilos además de añadir más valor y estabilidad a los 360 socios ganaderos que las conforman.
Según datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en 2021, la comunidad andaluza fue la primera en consumo de leche de España. Este nuevo acuerdo viene a garantizar la sostenibilidad de un sector tan importante para el medio rural como es el láctico, preocupado por sumar el esfuerzo productor e industrial, así como uno de los factores que más valoran y demandan últimamente los consumidores, la proximidad.
En declaraciones a medios de comunicación, el presidente de CovapRicardo Delgado Vizcaíno, ponía de manifiesto su satisfacción por este acuerdo porque con él ambas cooperativas «cumplen con una asignatura pendiente». Además añadía que «nuestra intención es dotar de una mayor estabilidad a la producción ganadera, dando paso gradualmente a una mayor integración de los productores, pero queremos no solo sumar este volumen importante cercano al 90 % de la producción total de Andalucía, sino avanzar en la transformación y comercialización con las inversiones que sean necesarias para llegar a esa meta. Creo, sin duda, que va a dar una mayor estabilidad y sostenibilidad a todo el sector y que además va a contribuir a un mayor desarrollo del medio rural, donde el sector lácteo es claramente fundamental».

También se pronunciaba al respecto José Antonio Bolívar, presidente de ALBA, quien destacaba que, «este acuerdo era una asignatura pendiente del sector productor andaluz, que, sin duda, dotará de las herramientas necesarias al mismo para garantizar su futuro».

Alianzas que dejan huella

La federación Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía se ha mostrado a favor de la colaboración entre ambas entidades por la huella que este tipo de alianzas deja en la competitividad del campo andaluz y, en particular, del sector lácteo.
Tal y como recalcaba el director gerente de la organización, Jaime Martínez-Conradi Álamo, a través de un comunicado, se trata de «una unión que afianza la solvencia y la sostenibilidad del modelo de producción, industrialización y comercialización de leche de vaca cooperativo, donde ya se aglutina más del 80% de toda la producción andaluza y que generó un volumen de negocio de 398 millones de euros en su último ejercicio cerrado».
Vacas de una explotación ganadera de ALBA Ganaderos.

Vacas de una explotación ganadera de ALBA Ganaderos.A.G.

Además, el paso dado por las principales cooperativas lácteas de la comunidad redundará en «una mayor rentabilidad y, por tanto, fomentará la sostenibilidad de las 360 familias asociadas a ambas entidades, en línea con las estrategias de la economía social agraria, como son el reparto de los beneficios entre el sector productor, la creación de empleo y la generación de riqueza en el territorio en el que se asientan».

Beneficios para toda la cadena alimentaria

De igual modo, el acuerdo entre ambas entidades dotará de mayor estabilidad al conjunto de la ganadería láctea, pero también a toda la cadena agroalimentaria, «ya que permitirá optimizar los costes y ser más eficientes a lo largo del proceso industrial», subrayaba Jaime Martínez-Conradi.
En definitiva, incidía el gerente, la alianza entre Covap y Alba Ganaderos viene a solucionar los problemas que acarrean desde hace varias campañas las explotaciones de vacuno de leche, «y que están empujando al sector productor al abandono y al cierre de sus granjas por la falta de viabilidad económica».
En esta línea apuntaba que el sector lácteo padece desde hace años de nula rentabilidad por unos bajos precios en origen y del incremento de los costes de producción, «que ha empeorado a lo largo de los dos últimos ejercicios con la escalada del precio de la energía, el encarecimiento del gasoil o los efectos de la guerra en Ucrania sobre los precios de la alimentación animal».
Productos en la planta de envasado de Covap.

Productos en la planta de envasado de Covap.LVC

Según el comunicado, a ello se suma el escaso respaldo institucional que tiene un sector esencial como el lácteo, especialmente en el marco de la Política Agraria Común (PAC), en la que «reforma tras reforma el vacuno de leche ha quedado relegado a un segundo plano. Primero, con la pérdida de los derechos especiales para aquellos ganaderos sin base territorial y, ahora, con la anulación de las ayudas acopladas».

Un sector debilitado

La concatenación de estos factores ha provocado un debilitamiento del sector, que en Andalucía ha supuesto el cierre de cerca de una treintena de granjas en menos de un año, al pasar de las 450 (2021) a 422 (2022). Una merma que se ha traducido en una pérdida de cabaña y, por tanto, en una caída de la producción -de los 527 millones de kilos acumulados hasta noviembre de 2021 a los 506 millones de kilos registrados en el mismo mes de 2022-. De hecho, «a finales de año, la menor disponibilidad de leche provocó un desajuste entre la oferta y la demanda, que disparó los precios en el lineal y ha tenido un efecto directo en el consumo interno», explicaba Jaime Martínez-Conradi.
Por ello, concluía el gerente, «desde Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía se anima a todos los sectores productivos a seguir la senda de entidades como Covap y Alba Ganaderos o de las muchas cooperativas olivareras que ya han iniciado procesos de integración y fusión o han alcanzado acuerdos de producción y comerciales para ganar dimensión y competitividad en los mercados».

Sobre Covap

El Grupo Covap, integrado por la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches, Lactiber, Làctia y Naturleite, proveedor de leche de Mercadona, ha alcanzado en 2021 una facturación de 690 millones de euros, un 10% más que en 2020. A lo largo del año el grupo ha registrado unas ventas en volumen de 1.260 millones de kilos. Además, ha cerrado el ejercicio con una plantilla media de 1.274 personas y cuenta con el aprovisionamiento de más de 2.000 ganaderías, dato que refleja su contribución a la generación de empleo y actividad en el mundo rural.
Por su parte, la Cooperativa Ganadera del Valle de Los Pedroches (Covap), matriz del grupo, ha elevado la cifra de ventas en 2021 a 530,3 millones de euros; mientras que sus exportaciones han crecido un 6%, hasta los 23,6 millones de euros. Con una plantilla media de 894 personas, Covap ha abordado inversiones por un importe total de 17 millones de euros.

Sobre ALBA Ganaderos

Alba Ganaderos S. Coop. And, nace en 2015, por la inquietud de ganaderías no cooperativizadas en Andalucía y como herramienta de gestión a la crisis de excedentes de años posteriores. La diversificación de clientes para la venta de leche, la optimización de cotes de producción de sus ganaderías socias, la industrialización y la concentración de la oferta en el sur de España, han sido sus directrices estratégicas. La cifra de negocio en 2021 ha alcanzado 56 millones de euros, comercializando 125 millones de litros de leche de 82 ganaderías ubicadas en Extremadura, Valencia y todas las provincias andaluzas, excepto Almería y Huelva. En 2022, comienza su andadura industrial con la puesta en marcha de una planta de leche fresca en Granada.

Te puede interesar

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas

Cerrar
*
*