El presidente de la entidad, con unos 3.500 socios, no oculta su preocupación.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
José Ángel Blanco, presidente de CLUN PALACIOS

La huelga del transporte tiene con el corazón en un puño al sector agroganadero. Aunque por el momento la recogida de leche de las explotaciones se realiza con relativa normalidad, los ganaderos afrontan otros efectos. El presidente de la cooperativa CLUN (Cooperativas Lácteas Unidas), José Ángel Blanco, reconocía este miércoles que a medida que pasan los días se complica la situación, ya que ahora tienen dos frentes abiertos que pueden condicionar la actividad agraria. Explica que en CLUN, con 3.500 socios, sufre directamente el paro en la producción de piensos.

Asegura que, aunque tienen reservas, al no haber transporte, los cereales que llegan de forma mayoritaria al puerto de A Coruña —soja, maíz…— no se pueden trasladar a las fábricas de piensos que la cooperativa tiene en Ames, Melide y Ribadeo, a mayores del centro de alimentación para ganado vacuno de Barreiros. Otro problema surge con el futuro de la leche.

El presidente de CLUN asegura que hasta el momento se está haciendo la recogida en las explotaciones, a la vez que recuerda que no tienen capacidad para estar más de 48 horas sin recibir ese servicio. No obstante, aunque la leche salga en camiones cisternas de las granjas, el problema está en las industrias que, por la huelga, no pueden sacar y transportar la mercancía a sus puntos de destino. En el caso de CLUN también les afecta en sus plantas de envasado de Ames y Caldas de Rei, explica Blanco. «De manterse esta situación, as fábricas terán que parar. Que vai pasar coa recollida do leite? Hai moitas noticias contraditorias e moita incertidume», explica.

¿Y otros ganaderos?

Juanjo Fraga, ganadero y administrador de Casa Barbeiro S.L. y Narxosé S.L.U., y con explotaciones en Alfoz y Ribadeo, reconocía este miércoles a mediodía que en sus granjas se sigue recogiendo la leche, aunque con algunos cambios. Afirma que, por motivos de seguridad, en la explotación de Ribadeo la firma Nestlé —con planta en Sevares, Asturias— ha pasado a hacerla de forma diaria cuando antes la realizaba cada dos días y, en el caso de Alfoz —va para Leite Río—, se mantiene cada dos días.

«Nós só temos capacidade para tela nas granxas dous días e medio», explica el ganadero mariñano, cuya producción láctea en ambas explotaciones suma unos 16.000 litros al día.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas