Chile |16 enero, 2019

sheriff | La declaración de patrimonio e intereses del nuevo sheriff anticolusión

Ante la Contraloría General de La República, el nuevo fiscal nacional económico detalló su declaración de intereses y patrimonio.

Justo al límite de cumplirse los 30 días de asumir como nuevo fiscal nacional económico, Ricardo Wolfgang Riesco Eyzaguirre entregó ante la Contraloría Geneal de La República su declaración de patrimonio e intereses.

El documento de carácter público reveló parte de las redes familiares del nuevo sheriff anti colusión, que reemplazó en su cargo al abogado Felipe Irarrázabal Philippi, quien se desempeñó como jefe de la FNE entre abril de 2010 a agosto de 2018, con dos periodos consecutivos.

La declaración revela que es hijo de María Teresa Eyzaguirre Smart (68) y Ricardo Juan Riesco Jaramillo (69). Este último fue ex embajador de Chile en Bonn (Alemania) durante el régimen de Augusto Pinochet entre los años 1987 y 1990. Posteriormente fue vicerector académico de la Universidad Católica y en 2008, asumió como rector de la Universidad Gabriela Mistral y de la Universidad San Sebastián. Sin embargo, estos antecedentes no fueron detallados.

El mismo escrito consignó que el fiscal cuenta con cuatro hermanos, aunque consideró de carácter reservado sus nombres. Sólo hace mención a Felipe, quien es actualmente subsecretario de Medio Ambiente.

Risco está casado con María Paz Larraín Errázuriz, hija de Mauricio Larraín Garcés. En la declaración detalla que éste es director de Banco Vaticano, de Ultramar –grupo controlado por el Grupo Von Appen- y de la Clínica de la Universidad de Los Andes. Además es vicepresidente del Teatro Municipal de Santiago.

Según declaró Riesco, sus suegros a través de la sociedad Agrícola Los Coihue Limitada, Mauricio Larraín Garcés y Carolina Errázuriz Montes son socios de la Cooperativa Agrícola Cooprinsem y de la Asociación Gremial de Productores de Leche de la Región de Los Ríos (Aproval).

Igualmente en su declaración reveló que su cuñado, Mauricio Larraín Errázuriz, es integrante del Consejo de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), ex Superintendencia de Valores y Seguros. Es Economista de la Universidad Católica de Chile, Magíster en Economía Financiera de la misma casa de estudios y Doctorado en Economía de la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos. “Es también ex socio de Larraín y Larraín, consultora especializada en gobierno corporativo, liderazgo y asesorías macroeconómicas y financieras”, según detalló la CMF.

Por otro lado, Riesco detalló otros nexos que lo unen con ejecutivos ubicados en grandes empresas. Ejemplo de ello es que es concuñado de Andrés Silva Robert, gerente de Internet Mobile Banking de Banco Santander. Igualmente es cuñado de Eugenio Irarrázaval Errázuriz, gerente corporativo de Administración de GTD Teleductos y Nicolás López Huneeus, gerente general de Grupo ICOM (Hoteles Plaza El Bosque).

El nuevo jefe de la fiscalía detalló que desde el 30 de junio de 2009 es dueño de una acción del Club de Golf 50, cuyo valor corriente en la plaza asciende a $1.500.000.

Además, señala que cuenta con un capital total de $140.472.653 en cuotas de fondos mutuos en el Banco Santander, bajo distintas modalidades de rentabilidad en corto y mediano plazo. Según explicó en su declaración, todos sus instrumentos financieros los adquirió el 17 de julio de 2017.

Pero previamente a asumir como nuevo fiscal nacional económico, Ricardo Riesco también llevó adelante emprendimientos personales en materia laboral. Actualmente es dueño del 50% de las acciones de Asesorías e Inversiones Riesco Larraín Limitada. Desde agosto de 2009 la sociedad que mantiene un registro de giro en el Servicio de Impuestos Internos, apunta a la asesoría en consultorías en materias de inversión.

Además el nuevo fiscal nacional económico cuenta con un vehículo todo terreno marca Toyota, modelo New 4Runner 4×4 del año 2018 y cuyo avalúo fiscal asciende a $26.000.000.

Todo reclamo originado por la información contenida en el sitio web de eDairy News, será sometido a la competencia de los Tribunales Ordinarios de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Córdoba, República Argentina, con asiento en la Ciudad de Córdoba, con exclusión de cualquier otro fuero, incluso el Federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas