En el primer semestre, el mercado internacional de lácteos estuvo fuertemente marcado por la intensidad de la demanda de China acompañada por la estabilidad en el crecimiento de la producción de las principales regiones exportadoras.
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En consecuencia, se visualizaron precios significativos en relación a los precios históricos. En las condiciones actuales se espera que no haya gran variabilidad en los precios en lo que queda del año, según un informe que difundió el Inale sobre el comercio global de los lácteos.

Sin embargo, hay varios factores de incertidumbre que cabe mencionar. En primer lugar, dos factores que competen al mercado internacional de lácteos que podrían afectar, en particular de leche en polvo: una desaceleración de las importaciones de China y una buena primavera en Nueva Zelanda.

Hay otros aspectos generales que también están en juego: no se ha resuelto la crisis por covid-19 con la aparición de nuevas variantes, la evolución del precio del petróleo, la evolución del dólar y las tensiones geopolíticas.

China parece estar bien stockeada. Acudir a los stocks disminuiría la demanda por importaciones para el segundo semestre. Es probable que la oferta mundial supere la

demanda de los lácteos y los precios presenten cierta presión a la baja. Pero se espera que no

presenten cambios significativos en lo que queda del año. En el corto plazo siguen estando presentes los factores de incertidumbre: nueva variante del covid-19 versus avances en la vacunación; paquetes de estímulo; volatilidad del dólar; precios del petróleo; aspectos geopolíticos.

En Brasil, el precio al productor elevado y menor producción favorecen a las importaciones (+49% aumentan las importaciones). El año pasado fue un año de bajas importaciones, lo que explica una parte del aumento en los primeros meses de 2021.

En los primeros cinco meses de 2021 las importaciones de productos lácteos por parte de China crecieron 17% anual a US$ 6.400 millones. Se dieron aumentos en los volúmenes importados de una variada gama de productos, entre ellos leche fluida, en polvo y suero. Este impulso importador de China está siendo aprovechado por Uruguay. Entre enero y julio Uruguay exportó productos lácteos a China por US$ 94,6 millones, casi cuadruplicando las ventas del mismo lapso de 2020, cuando esta corriente comercial había sido por US$ 24,3 millones. El volumen embarcado incluye 25.600 toneladas de leche en polvo entera a un valor medio de US$/t 3.420, con un aumento de 316% en el tonelaje y de 8% en el valor medio. Además, este año se incluyeron 450 toneladas de leche en polvo descremada, producto que no había sido vendido a este destino durante los primeros siete meses de 2020.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para comentar o responder debes 

o

Notas
Relacionadas